Publicado 26/02/2021 15:01CET

Asime afirma que el metal resiste "mejor" que otros sectores el impacto del covid

VIGO, 26 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Asociación de Industrias del Metal y Tecnologías Asociadas de Galicia, Asime, ha afirmado que, pese a la "fuerte afectación en la actividad de las empresas", la industria del metal resiste "notablemente mejor" que otros sectores el impacto del covid-19.

Así se desprende de un estudio realizado entre sus más de 600 empresas asociadas, por el que se arroja que "todo el sector se encuentra abierto y operando en la actualidad" --con más del 85 % "trabajando por encima del 50 % de capacidad"-- y que "se espera seguir recuperando actividad" en el próximo trimestre.

En lo relativo al impacto por la pandemia, las mayores preocupaciones son la caída de la actividad y pedidos, y la inestabilidad económica; a lo que se suman problemas como la falta de personal y el absentismo por covid.

Además, el 20 % de las empresas "sigue experimentando dificultades" en lo relativo a sus actividades en terceros países, ya sea para desplazar trabajadores, acatar cuarentenas preventivas en destino o recibir ciertos suministros.

En cuanto a los ERTEs, afectan "sólo al 11 % de las empresas del sector, y en la gran mayoría de los casos se está aplicando a menos del 50 % de la plantilla". A ello se añade que un tercio de las empresas prevé reducir personal externo o temporal y el 20 % contempla despidos o ajustes de plantilla.

Pese a todo, "la inmensa mayoría" de las empresas espera "cierta recuperación económica" en 2021, y más del 40 % augura que ésta será "moderada o alta". En este marco, las empresas "reclaman más exenciones y moratorias, más líneas de préstamos y avales y la extensión de los ERTEs".

MEDIDAS ADICIONALES

El secretario general de Asime, Enrique Mallón, ha puesto en valor que "a pesar de que se han producido importantes impactos en la facturación y el cierre de contratos, las empresas del metal están haciendo un enorme esfuerzo desde el inicio de la pandemia para priorizar la seguridad y salud laboral, preservar el empleo y mantener el talento".

No obstante, ha recalcado que "esta situación está mermando la capacidad financiera" del sector, ante lo que ha reclamado que "todas las administraciones" pongan en marcha "medidas adicionales para evitar que haya un mayor impacto en el empleo y en la competitividad empresarial".

"Las líneas de crédito, la innovación, la digitalización, el comercio exterior, el suelo industrial a precios razonables y el suministro energético estable y competitivo son cuestiones clave", ha propuesto Mallón.