Publicado 29/08/2022 13:40

El BNG plantea un plan de choque de 1.000 millones frente a la inflación ante una Xunta de "brazos cruzados"

Archivo - Ana  Pontón, portavoz nacional del BNG (Bloque Nacionalista Galego) , en el Pazo do Hórreo, sede del Parlamento de Galicia, en Santiago de Compostela.
Archivo - Ana Pontón, portavoz nacional del BNG (Bloque Nacionalista Galego) , en el Pazo do Hórreo, sede del Parlamento de Galicia, en Santiago de Compostela. - CÉSAR ARXINA/EUROPA PRESS - Archivo

   Pontón ve a Rueda "muy preocupado por su imagen personal" y por dar "muchos paseos en moto" pero critica que no dé "ninguna solución"

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 29 Ago. (EUROPA PRESS) -

   La portavoz nacional del BNG, Ana Pontón, ha presentado el plan de respuesta a "la mayor crisis de precios en 40 años" que plantea su formación, que moviliza 1.000 millones de euros y pretende suplir la "pasividad" de una Xunta a la que recrimina estar de "brazos cruzados".

   En rueda de prensa al término de una reunión de la ejecutiva nacional, Pontón ha advertido de la "difícil situación" para familias, autónomos y pequeñas y medianas empresas, ante lo que ha criticado que el presidente gallego, Alfonso Rueda, "ni está ni se le espera". De hecho, le ha reprochado estar "muy preocupado por su imagen personal" y dar "muchos paseos en moto" pero no ofrecer "ninguna solución".

   Frente a esto, ha subrayado que "claro que se pueden tomar medidas" y ha explicado los principales ejes de un plan para lograr "una salida justa" a esta crisis. Es un documento que el Bloque ya ha registrado en el Parlamento y que debatirá también con actores económicos y sociales para tratar de mejorarlo.

LOS SEIS EJES

    Con la idea de movilizar 1.000 millones de euros, se nutre de "medidas de choque, en el corte plazo, destinadas a las rentas que peor lo están pasando" y también de "medidas de cambios estructurales" para "poner en marcha transformaciones" y "aprovechar el potencial" del país.

   El primer eje, dotado de un fondo por 110 millones de euros, consiste en un plan de rescate para personas vulnerables y contempla, entre otras actuaciones, un incremento en 100 euros del complemento autonómico para las pensiones no contributivas y aumentar la renta de integración social (Risga) y las ayudas para combatir la pobreza energética.

   También prevé este eje afrontar gastos básicos relativos a la vivienda y busca el mantenimiento de la tarjeta básica, una medida que el BNG cree "que hay que recuperar".

   En segundo lugar, los nacionalistas plantean 175 millones de euros para apoyar a sectores estratégicos como el mar, el rural y la hostelería, con, por ejemplo, "ayudas directas que permitan paliar el impacto de la subida de precios" en el sector primario. También aboga, en este ámbito, por favorecer las compras centralizadas de insumos.

   En tercer término, para el "refuerzo" de los servicios públicos esenciales --sanidad, educación y cuidados--, proponen 325 millones de euros, de ellos 200 para atención primaria, que "significarían que se empezaría a invertir lo mismo que la media estatal" en este último apartado.

   "Implicarían" también "la contratación de 1.000 profesores más" y la gratuidad de libros de texto y material escolar en este inicio de curso. "Sabemos que septiembre es un mes muy duro y sería una medida de justicia social en un momento de muchas dificultades", ha subrayado Ana Pontón.

   Un cuarto eje de los diseñados por el Bloque movilizaría 40 millones para movilidad: la gratuidad de las autovías de la Xunta, la bonificación del transporte público, una tarifa plana para usuarios habituales y la gratuidad del autobús para estudiantes, parados y personas con ingresos de menos de 20.000 euros son algunas de las medidas que recoge.

   El quinto consiste en un fondo extraordinario de inversiones y consta de 300 millones para actuaciones en energía, ámbito hidráulico y apoyo al acceso a la vivienda.

   En sexto lugar, el plan apuesta por destinar 50 millones para el apoyo a los ayuntamientos y al incremento de gastos básicos y en ayudas de emergencia social.

INICIO CURSO

   Al inicio del curso político, Pontón ha resaltado que dos aspectos "preocupan de una forma muy especial" a los nacionalistas: la crisis de precios y la situación de la sanidad pública, "que el PP está dejando en el chasis".

   "Los recortes del PP están poniendo en riesgo la salud de los gallegos y esta es una irresponsabilidad que no podemos consentir", ha avisado.

   Desde el punto de vista económico, ha llamado la atención sobre que "hoy los gallegos son un 11,5% más pobres que hace un año", por la inflación, y ha añadido que en la comparativa con la media estatal Galicia sale "más empobrecida" ya que registra "peores datos"

   Es una coyuntura "difícil", ha concluido, "porque las políticas del PP están causando un destrozo social y económico". "El gobierno del PP no está dando ninguna respuesta" y "deja una Galicia en peor situación que la que encontró", ha abundado, antes de censurar que "el señor Rueda llegó a la presidencia de manera accidental y en estos 100 primeros días está demostrando que es un presidente insustancial e incapaz".

   Por último, asimismo, Pontón ha lamentado que la Xunta sea "rehén de la estrategia estatal del PP", según la cual, "cuanto peor para los gallegos, mejor le irán a los intereses electorales del señor Feijóo". "Es urgente un cambio de rumbo y que la Xunta se ponga a trabajar ya", ha resuelto.

   Ante esto, ha incidido en que el plan que propone el Bloque "tiene que tener una plasmación en los presupuestos de 2023" y en que se está "a tiempo de evitar lo que pasó en 2021", cuando la Xunta, ha dicho, "dejó de ejecutar más de 1.000 millones de euros".

Más información