Calviño avanza unos PGE con "ajuste estructural", pero con políticas sociales "para atajar la desigualdad"

Defiende crear "un marco" laboral que favorezca la contratación indefinida y "analizar" cómo subir las pensiones en el futuro

A CORUÑA, 8 (EUROPA PRESS)

   La ministra de Economía y Empresa, Nadia Calviño, ha avanzado este lunes que los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2019 que ultima el Gobierno conjugarán "la estabilidad presupuestaria, la reducción del déficit público y el ajuste estructural con políticas sociales que consigan atajar el gran problema de la desigualdad".

   Lo ha hecho, en declaraciones a los periodistas, tras pronunciar una conferencia en la Facultad de Economía y Empresa de la Universidad de A Coruña (UDC) en el marco también de una ronda de encuentros institucionales en la ciudad herculina.

   A la salida del acto celebrado en la UDC y preguntada si los PGE incluirán el anuncio del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de igualar el permiso de maternidad y paternidad, ha señalado que "por supuesto, tendrán que reflejar las prioridades políticas".

   Mientras, cuestionada por una posible reforma laboral, ha defendido la necesidad de establecer "un marco que favorezca la contratación indefinida y la estabilidad en el empleo" recordando que uno de los desequilibrios "más importantes" en la economía española viene dado por "la precariedad laboral".

   "Se ha creado empleo, pero ha habido una altísima rotación de los contratos, un abuso o uso excesivo de la contratacion temporal o parcial, por eso es my importante que intentemos establecer un marco que favorezca la contratacion indefenida y la estabilidad en el empleo", ha expuesto a este respecto.

   Antes, en su conferencia, ha calificado de "deseable" que las pensiones suban conforme al IPC "como mínimo". Así, ha dicho que el Gobierno "está determinado" en aplicar una subida de las mismas de acuerdo al IPC, aunque, de cara a las pensiones del futuro, ha reiterado que habrá que "analizar" otros parámetros como el problema demográfico.

"DESEQUILIBRIOS" DE LA ECONOMÍA ESPAÑOLA

   En la charla-coloquio ofrecida en la UDC, bajo el título 'Resiliencia de la economía española en un entorno de desaceleración global', la ministra ha abordado los "retos" a los que se enfrenta la economía española. "Algunos elementos de nuestro crecimiento son más robustos, pero hay algunos desequilibrios no resueltos", ha admitido.

   Entre ellos, ha apuntado a la "alta tasa de desempleo y la precariedad laboral", a lo que ha sumado el problema de la productividad o la deuda pública existente. Sobre esta última, ha cuestionado la reforma fiscal de 2015 del PP, "que supuso detraer recursos públicos de las arcas públicas".

   Mientras, en el ámbito de la productividad, ha admitido que no hay "una varita mágica" para resolver esta cuestión. Con todo, ha abogado por "hacer reformas" para sentar las bases de un crecimiento basado en la sostenibilidad social. "Sin sostenibilidad social, no puede haber sostenibilidad económica a medio y largo plazo", ha recalcado.

REDUCIR EL DÉFICIT PÚBLICO

   En su intervención, ha reiterado, además, la nececidad de reducir el déficit público mediante un ajuste estructural "razonable" y adoptando medidas sociales "para que el crecimiento llegue a todos".

   Preguntada por la política del Gobierno a este respecto, ha insistido en que "no es sostenible pensar que el déficit público se va a corregir surfeando sobre la coyunturua económica". "Por eso hay que tomar medidas de ajuste estructural", ha afirmado en alusión a medidas como "el aumento del IPRF para las rentas más altas" y el incremento del Impuesto de Sociedades para grandes corporaciones.

   "Hay que adaptar nuestro sistema fiscal a la realidad del siglo XXI", ha insistido la ministra tanto en declaraciones a los periodistas como en su conferencia. En ella, y sobre el Impuesto de Sociedades, ha admitido que "lo deseable" sería un marco "armonizado" en la Unión Europea.

   No obstante, ha dicho que, mientras esto no sea así, "hay que hacer el sistema más justo, que las grandes corporaciones paguen más impuestos". "Y en eso estamos y en que la reforma no suponga incentivos para la deslocalización".

   En el caso del IPRF, ha considerado que no es "razonable" plantear rebajas fiscales "que lleven a caídas en la recaudación impositiva". "No creemos en recortar el gasto, queremos conseguir un sistema de ingresos más sostenible a medio plazo", ha expuesto rechazando recortes del gasto en Sanidad o Educación.

   Por otra parte, y a preguntas de los asistentes sobre las posibilidades de empleo para las nuevas generaciones, ha calificado de "inaceptable" resignarse ante la actual tasa de desempleo. Para abordar esta cuestión, ha abogado por invertir en el capital humano y en productividad.

Contador