El Centro Internacional de Acogida al Peregrino recibe a su visitante 100.000 ocho días antes que el año pasado

Publicado 08/06/2019 13:12:58CET
EUROPA PRESS

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 8 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Centro Internacional de Acogida al Peregrino ha recibido a su visitante número 100.000 del 2019 ocho días antes que el año pasado. En esta ocasión, la peregrina que ha llegado en esa posición es Cynthia Chapa, una mujer de 63 años proveniente de Houston (Texas, EEUU), que ha llegado acompañada por su hermano Sergio.

El conselleiro de Cultura, Educación y Ordenación Universitaria, Román Rodríguez González, junto con el deán de la Catedral de Santiago de Compostela, Segundo Pérez, han sido los encargados de recibir este sábado a ambos peregrinos en el Centro Internacional de Acogida al Peregrino.

De este modo, Román Rodríguez ha desvelado que, además de haber tardado ocho días menos que el año anterior en recibir a 100.000 peregrinos, el Camino está este año un 13% mensual por encima de las marcas de 2018 --el año récord en recepción de peregrinos hasta la fecha--.

Para él, "uno de los de los factores que está influyendo en este hecho es la revitalización de la Ruta Xacobea, pues el 66% de los peregrinos son extranjeros".

El Deán, a su vez, entregó sus respectivas compostelas a Cynthia y Sergio antes de valorar el "buen desarrollo" que está teniendo el Camino en los últimos años. "Pese a todos los peregrinos que vienen, hace mucho que no ocurre ningún incidente grave en el Camino, salvo por algún caso aislado", ha destacado.

FAMILIA EN EL CAMINO

Cynthia Pérez, por su parte, ha aclarado que, además de con su hermano Sergio, también ha realizado el camino con su suegra y otro hermano más. Su acompañante en el recibimiento, dos años mayor que ella, llegó justo antes que ella convirtiéndose en el peregrino 99.999 de este año.

Emocionada, la estadounidense ha destacado lo "amable" que había sido la gente con ellos. Y además, ha asegurado estar muy "agradecida" por haber tenido la oportunidad de vivir una experiencia "inolvidable".

La mujer y su hermano, ambos norteamericanos de nacimiento pero con padres mexicanos, comenzaron el camino el 17 de mayo en la localidad francesa de Sant Jean Pied de Port. Y aunque no hicieron todo el camino a pie, estiman que han caminado casi 800 kilómetros.