La conselleira de Educación aboga por un pacto educativo en España pero cree que "el pastel" ya está "repartido"

Carmen Pomar, conselleira de Educación
RADIO GALEGA
Publicado 30/12/2018 15:37:32CET

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 30 Dic. (EUROPA PRESS) -

   La conselleira de Educación, Carmen Pomar, ha defendido la necesidad de que se alcance un pacto educativo a nivel estatal pero cree que en la reunión de la conferencia sectorial que se celebrará en Madrid el 9 de enero el "pastel va a estar ya repartido".

   Pomar, en entrevista en la Radio Galega recogida por Europa Press, ha asegurado que alcanzar un pacto educativo a nivel estatal es "posible" y "una cuestión de voluntades", pero considera que la reunión en Madrid en la que estarán todos los consejeros de educación de España será "un poco decepcionante".

   "Estamos convencidos de que vamos a llegar allí y el pastel va a estar ya repartido", ha subrayado.

   Carmen Pomar apuesta, en todo caso, por dedicar los "esfuerzos y la energía" a lograr un pacto educativo, por el que se "apostó fuertemente" tras alcanzar el acuerdo de paralizar la antigua LOMCE.

   Para la conselleira de Educación "no sería difícil porque hay cosas fundamentales, básicas" en las que "todos" coinciden e insiste en apostar "fuertemente por el pacto".

MIR EDUCATIVO PARA LOS PROFESORES

   La conselleira también reitera que desde Galicia se sigue defendiendo el impulso a nivel estatal de un MIR educativo, que contribuya a una mejor selección de los futuros profesores, con un mayor contacto con la realidad de las aulas.

   En este camino, ya ha mantenido "varias conversaciones" encaminadas a establecer un primer acuerdo con las tres universidades gallegas, que permita la realización de un 'Prácticum' en el marco del Máster universitario, "que será más amplio y completo".

ESTABILIDAD DE LOS DOCENTES

   Ante las críticas de los sindicatos por la falta de profesorado y el aumento de la interinidad, la conselleira ha replicado que Galicia tiene el porcentaje más bajo de interinos de toda España, en el 9%. Aún así, avanza que "el objetivo es bajar esa tasa aún más para contribuir a una mayor estabilidad del profesorado".

   Aunque reconoce que al inicio del curso siempre se producen "desajustes", matiza que "son los menos" y que las sustituciones son "rapidísimas", puesto que la ausencia de un profesor o un cuidador supone una mayor urgencia que en otros ámbitos.

   "Se trata de algún profesor o cuidador que son sustituidos lo más rápidamente posible porque no hay previsión al cien por cien de lo que va a pasar cuando comienza el curso", ha argumentado.

   En todo caso, pone en valor la situación de la educación en Galicia, con un ratio de 10,5 alumnos por profesor, y alude a que "la dispersión geográfica" hace que la proporcionalidad entre las áreas metropolitanas y rurales no sea la deseable.

DEFIENDE LOS DEBERES PARA CREAR HÁBITOS DE TRABAJO GRADUAL

   Con respecto a la polémica recurrente sobre los 'deberes' a los estudiantes y que sitúa como un "tema intermitente" derivado de "casuísticas determinadas", Carmen Pomar defiende que "es importante" que los niños "tengan un hábito de trabajo gradual y progresivo como criterio para establecer las tareas que después llevan a casa".

   La conselleira expone que la mayor parte del profesorado solo deja como deberes las actividades que quedaron sin realizar en clase y remarca que, de cara a Secundaria, es "importante" la creación de un hábito de trabajo: "Pasar de nada a todo es muy complicado".

   Carmen Pomar opta por poner el acento en el exceso de actividades extraescolares de los niños: "Habría que plantearse si cuando los niños empiezan a hacer los deberes ya están cansados, porque han ido a cuatro o cinco actividades, a mayores del centro".

USO DEL MÓVIL EN LAS AULAS

   La conselleira ha defendido la implantación actual de las nuevas tecnologías en las aulas, en un sistema mixto con la educación tradicional.

   "Las tablets y los ordenadores forman parte ya del entramado didáctico del día a día en muchas aulas", pero incide en que los teléfonos móviles no se pueden utilizar en las clases a menos que lo permita el profesor como una herramienta didáctica.

   Con respecto al próximo año 2019, ha avanzado que entre sus objetivos está la mejora de las estrategias 'Edulingua' y 'Edudigital'.

   La intención es que, ante una enseñanza de las lenguas "muy asentada" en el período obligatorio, se prolongue al "no obligatorio", sobre todo a FP en donde el "uso del inglés es cada vez más creciente" en el mercado.

Contador