Publicado 13/08/2021 15:30CET

Denuncian la precariedad laboral del personal público de las Illas Atlánticas

Archivo - Islas Cíes, en el Parque Nacional Marítimo Terrestre de las Islas Atlánticas.
Archivo - Islas Cíes, en el Parque Nacional Marítimo Terrestre de las Islas Atlánticas. - ANGEL TORRES ESCALANTE - Archivo

   CIG, CC.OO., CSIF y UGT critican que la Xunta "se resiste a regular" su trabajo y anuncian movilizaciones

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 13 Ago. (EUROPA PRESS) -

   Los sindicatos CIG, CC.OO., CSIF y UGT denuncian ante la Consellería de Medio Ambiente "la precariedad laboral" del personal empleado público que presta servicio en las Illas Atlánticas, lo que confronta con la imagen de "paraíso natural" del parque nacional.

   Critican, en un comunicado conjunto, que la Xunta "se resiste a regular" su trabajo y anuncian movilizaciones para reclamar la apertura de la negociación relativa a sus condiciones laborales.

   Se trata, según apuntan, de 25 empleados públicos entre funcionarios y personal laboral, que prestan servicio "los 365 días del año" en las islas Cíes, Ons, Sálvora y Cortegada. Las centrales afirman que se encuentran "en un limbo" desde la transferencia de este espacio natural protegido del estado español a la Xunta en 2008.

   Agentes, vigilantes, guías y tripulación conforman un grupo de trabajadores que en dos turnos semanales mantienen el funcionamiento de este espacio y la atención a los usuarios, explican las organizaciones sindicales.

   "Mientras, la consellería mantiene el servicio las 24 horas del día los 365 días del año con una plantilla raquítica y sin un acuerdo de condiciones de trabajo que regule su situación singular", critican.

   Además, advierte que las empresas y contratas que emplea la Xunta en verano para obras y actuaciones tienen a sus trabajadores en condiciones "aún peores" y comparten espacios "y penosidades" con el personal empleado público.

DENUNCIAS

   En concreto, el comunicado conjunto denuncia "jornadas de trabajo en las islas infinitas ya que la disponibilidad es total", responsabilidades "no reconocidas", "especiales penosidades", turnos de noche y trabajos con riesgo tóxico o biológico, condiciones de seguridad "ínfimas", una conciliación "imposible" y personal de larga duración en plazas estructurales.

   También apunta a viviendas "compartidas con enormes carencias y considera "inadmisible que después de 18 años de servicio continuado no se negociara una solución ni existiese ningún tipo de interlocución".

Para leer más