Detenido un conductor en Vigo tras una peligrosa fuga en la que circuló 14 kilómetros en sentido contrario

Publicado 14/08/2019 18:00:40CET
Detenido en Vigo un conductor 'kamikaze' que circuló 14 km por la A-55 en sentido contrario y embistió a un coche de la Guardia Civil
Detenido en Vigo un conductor 'kamikaze' que circuló 14 km por la A-55 en sentido contrario y embistió a un coche de la Guardia CivilPOLICÍA NACIONAL

Durante la huida impactó contra un vehículo de la Guardia Civil y dos agentes resultaron heridos

VIGO, 14 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Policía Nacional de Vigo ha detenido este miércoles a un conductor de 34 años de edad y de nacionalidad portuguesa como presunto autor de un delito contra la seguridad vial, tras protagonizar una espectacular fuga por la autovía A-55, por la que llegó a circular unos 14 kilómetros en dirección contraria.

Según han informado fuentes policiales, los hechos ocurrieron la pasada madrugada, cuando el conductor de un Renault Clio se encontraba en un semáforo de la Carretera Vieja de Madrid, en el cruce del Seminario. Al acercarse a ese semáforo una patrulla del 091, el conductor aceleró bruscamente y se saltó todos los semáforos para emprender la huida por la A-55 en dirección a O Porriño.

El sospechoso hizo caso omiso de las indicaciones de la Policía y, lejos de parar, mantuvo la marcha circulando de forma temeraria, en zigzag, para evitar que la patrulla le rebasara.

A la altura del hospital Meixoeiro, el conductor se salió de la autovía de manera brusca, cruzándose por delante del vehículo policial, cuyos ocupantes ya habían pedido refuerzos y apoyo de Policía Local y Guardia Civil.

Tras realizar esta maniobra, el conductor realizó otro giro prohibido y volvió a incorporarse a la autovía, dando volantazos e intentando colisionar contra el coche de la Policía.

CIRCULACIÓN EN DIRECCIÓN CONTRARIA

Al llegar a la primera salida de O Porriño, y dado que la Guardia Civil le estaba esperando con el paso bloqueado, el conductor hizo un giro brusco y emprendió la marcha por la autovía en sentido contrario, en dirección a Vigo.

Ante esta peligrosa situación, y dado que el conductor sospechoso mostraba un total desprecio por la seguridad de la circulación y de de los demás conductores, las fuerzas de seguridad cortaron los accesos al vial, con el fin de evitar que nuevos vehículos se incorporasen a la circulación y aumentase el riesgo.

Con todo y con eso, el conductor 'kamikaze' se cruzó, a lo largo de los 14 kilómetros que recorrió en sentido contrario, con varios coches, con los que estuvo a punto de colisionar.

Al llegar a la salida 4 de la A-55 (la de Segade-Bembrive), de nuevo en el término municipal de Vigo, el sospechoso embistió a un coche de la Guardia Civil, que le estaba cortando el paso, y cuyos agentes tuvieron que recibir atención médica posteriormente por posibles problemas cérvico-lumbares.

Aunque intentó volver a la autovía, no pudo completar la maniobra, ya que los vehículos policiales que le venían persiguiendo le bloqueaban la marcha. Así, nuevamente de forma temeraria, el conductor se metió por un carril sin salida y acabó impactando contra el guardarraíl y contra un muro, momento en que se puso fin a su peligrosa huida.

El sospechoso fue detenido inmediatamente y se solicitó una dotación de Guardia Civil de Tráfico para realizarle la prueba de alcoholemia, a lo que el conductor se negó en reiteradas ocasiones.

Finalmente, fue trasladado a Comisaría (donde se comprobó que ya había sido detenido una vez anteriormente) y el coche fue retirado por la grúa municipal, a la espera de conocer la titularidad del mismo. El arrestado y las diligencias practicadas pasarán a disposición del juzgado de instrucción número 8.

Contador