Actualizado 04/08/2009 21:18 CET

Ecologistas gallegos piden al Parlamento que investigue el secado de un tramo del río Sil provocado por Iberdrola

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 4 Ago. (EUROPA PRESS) -

Los técnicos y voluntarios de la Fundación Germán Estévez para la Protección de la Naturaleza y la defensa del Medio Ambiente solicitan que el Parlamento de Galicia abra una investigación sobre las obras de secado de un tramo del Río Sil provocado por Iberdrola.

La entidad ecologista afirma que la compañía está realizando obras en la central hidroeléctrica de Santo Estevo II, en Nogueira de Ramuín (Ourense), e insisten en que el secado de la cuenca llega hasta la localidad de Ribas de Sil, en Lugo, a unos 10 kilómetros de distancia.

Así, los ecologistas piden a la Xunta que emita un informe sobre las actuaciones de dichas obras en la cuenca Miño-Sil, ya que, según ellos, "en ningún lado de los informes de declaración ambiental se contempla que se pueda hacer un secado, vaciado y alterar el medio y dañar la fauna y la flora del río al dejarlo sin ningún tipo de agua natural".

Por último, los ecologistas consideran que se trata de una "agresión al medio, al paisaje, al hábitat" y calificaron esta situación como un "tercer prestige", puesto que "el primer Prestige derramó millones de crudo en la costa, el segundo lo redactó el bipartito con los parques eólicos y el tercero es éste del gobierno de Feijóo".