El PIB gallego crecerá un 1,3% este año

Actualizado 30/07/2014 14:23:38 CET
Presentación del 'Informe 2013' de la economía gallega de Afundación
Foto: EUROPA PRESS

El director de un informe de Afundación sitúa 2013 como "año de transición" y ve en 2014 "los primeros pasos" para la recuperación

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 30 Jul. (EUROPA PRESS) -

   El Producto Interior Bruto (PIB) de Galicia crecerá más de un 1% en 2014 --en torno a un 1,3%--, tasa que se consolidará y rondará el 2% en 2015, de acuerdo con las previsiones de organismos nacionales e internacionales que maneja Afundación (obra social de Abanca) en su informe sobre la evolución de la economía gallega en el año 2013.

   El director de la publicación, Alberto Meixide, ha destacado que, no obstante, todavía quedan "incertidumbres" y "desequilibrios" y la vuelta a tasas de aumento del PIB previas a la crisis, por encima del 3%, no llegará en un horizonte de al menos "tres, cuatro años".

   En su análisis, el economista de la Universidade de Santiago de Compostela (USC) ha señalado que, cuando hace unos meses algunos estudiosos confiaban en que el ejercicio pasado fuese el de la recuperación, ahora ya se habla de él como "año de transición".

   Al respecto de la evolución de la economía gallega, que cayó un 1% en el conjunto del año pasado, ha constatado que fue una evolución "algo menos mala" de la del conjunto del Estado, donde bajó en un 1,2%, hecho que "no fue puntual" pues ha sucedido en todo el periodo de 2008 a 2013.

   Sin embargo, ha resaltado, a este respecto, que la población gallega también disminuyó estos años, lo que tiene una "lectura positiva" desde el lado del PIB, pues se continuó con la convergencia en la ratio per cápita (si esta suponía un 88,5% de la media española en 2008, se sitúa en el 91,6% en 2013), pero una lectura "no tan positiva" en términos de movimientos de población, pues vincula la cifra con "el declive demográfico" de la comunidad.

   Asimismo, el saldo es "negativo" en cuanto a convergencia con la media de la Unión Europea, algo que ha ocurrido igualmente con el PIB per cápita del Estado, al haberse perdido parte de lo avanzado en la fase expansiva.

CONSTRUCCIÓN Y SERVICIOS

   Por sectores, el descenso de la economía se debió principalmente, según la exposición del director de la publicación de Afundación, a la bajada de la construcción, que profundizó su crisis con un -4,1%, y a la de los servicios, con un -1,4% pero que representa "dos de cada tres euros" del PIB.

   Meixide ha llamado la atención sobre el "perfil plano" del sector primario y el incremento de casi el 2% del sector industrial, que había sido "el más castigado", de ahí que califique el dato como "claramente positivo" pese a advertir de que en 2014 "las cosas ya no están tan claras" en este ámbito.

EXPORTACIONES Y EMPLEO

   Desde la perspectiva de gasto, todos los componentes de la demanda interna contribuyeron a la caída del PIB excepto las exportaciones, que, ha valorado, sirvieron de "tirón" y tuvieron un comportamiento "muy dinámico" con una subida del 11% de las ventas en el exterior. El comercio exterior, aunque concentrado en sectores como automoción y textil --suponen casi el 90%--, empieza a diversificar su patrón en áreas geográficas y en productos.

   Ya en cuanto al mercado de trabajo, ha hablado de una "réplica" en Galicia de lo acontecido en el conjunto estatal, "con ciertos matices". Así, la tasa de actividad volvió a caer y se fija seis puntos por debajo de la española. El paro aumentó "algo más" y la ocupación cayó también "con algo más de fuerza", de ahí que el balance sea "ligeramente más negativo" en la comunidad que en todo el Estado.

"PRIMEROS PASOS"

   En un panorama de "revisión ligera al alza" de las expectativas, y con la necesaria "cautela", ha concluido "provisionalmente" que es "probable" que en 2015 llegue la recuperación, puesto que lo que ahora se están dando son "los primeros pasos", pero "quedan incertidumbres y desequilibrios".

   Así, ha apuntado que los indicadores apuntan "no todos en la misma dirección", y mientras el PIB gallego subió un 0,2% en el primer trimestre frente al incremento del 0,4% en el Estado --lo que evidencia "cierta desaceleración"--, el índice de producción industrial arroja un balance "bastante positivo" de enero a mayo, y la cifra de negocios del sector servicios una recuperación "suave", debido a una mejora del consumo privado.

IMPORTACIONES

   Del lado contrario, el sector exterior, el "motor" en los últimos meses, registró un balance "más positivo en España" (+4,8% en Galicia frente al +5,3% de la media), y el repunte de las importaciones en la comunidad --por una elasticidad "elevada" en momentos de crecimiento de la economía-- supone que, de seguir así, "se acabaría el año con déficit", en lugar de superávit, pero los números son "muy provisionales" y todavía no procede un diagnóstico, según Meixide.

   El economista también ha evaluado la Encuesta de Población Activa (EPA) de la semana pasada, para subrayar que el comportamiento en Galicia, "siendo positivo, fue bastante menos positivo que en la economía española", debido a un menor descenso del paro, una caída del empleo frente al incremento estatal y una mayor bajada de los activos.

   Así las cosas, la tasa de desempleo sigue siendo menor en la comunidad, pero el diferencial se redujo y responde, a su juicio, "no tanto" al dinamismo de la economía gallega como a su comportamiento "más recesivo" en cuanto a demografía.

I+D, CAPITAL HUMANO Y FLEXIBILIZACIÓN DE MERCADOS

   Aún a modo de conclusiones provisionales, Meixide ha referido a la evolución del crédito --pendiente de volver a niveles anteriores--, a la consolidación de las finanzas públicas --déficit y deuda que conllevarán una factura "elevada" en los próximos años-- y al interrogante sobre si se genera un entorno "cuasideflacionista" que lastre la recuperación.

   Por ello, ante el entorno geopolítico que, además, se presenta "muy inestable", ha hablado de "medidas de estímulo" y de "cambios" que "se van a requerir" para regresar a un crecimiento similar al alcanzado antes de la crisis, en ámbitos como la investigación y el desarrollo (I+D), el capital humano y la flexibilización  en mercado de trabajo y de determinados productos.

"MÁS EMPLEO, MÁS TEMPORAL"

   Precisamente sobre la reforma laboral, ha señalado que "es cierto" que "ahora" se está creando empleo con tasas de crecimiento del 1%, cuando se establecía en el 2% el mínimo para generar trabajo, algo que "tiene que ver" con esta "flexibilización" aprobada por el Gobierno. Sin embargo, es un tema "controvertido", ha dicho, pues también tiene "impactos que no son positivos", como que no acabó con la dualidad y reforzó la temporalidad, con más contratos a tiempo parcial y salarios más bajos.

   Ya por último, sobre la reforma fiscal, ha reflexionado sobre que "está por ver" si su impacto como "estímulo" es "suficiente" para "compensar" la disminución de ingresos. De hecho, ha recordado que "algunas instancias" de la Comisión Europea "criticaban esta medida como precipitada" en una senda de consolidación de las cuentas públicas.

AUMENTO DEL CRÉDITO

   Por su parte, el director de planificación estratégica y control de Abanca, Pedro Veiga, ha aportado algunas impresiones desde su perspectiva de la entidad financiera, que ha aumentado un 18% la formalización de nueva financiación en el segundo trimestre en relación con el primero y lo ha hecho en un 31% en crédito al consumo.

   El circulante "ya fue incrementando sus saldos" en los dos últimos trimestres, después de una tendencia descendente, y solo las hipotecas muestran un comportamiento "más débil", algo que ha justificado ya que "es habitual posponer" ese tipo de decisiones cuando la situación va "mal" y es "la que se retarda más".

   Veiga ha ratificado, como la responsable de contenidos formativos de Afundación, Dolores Martínez, la voluntad de "reactivar" el papel de la entidad "como referente" en investigación económica, "no solo en cifras frías", sino "entrando en la realidad concreta".