27 de febrero de 2020
 
Publicado 28/01/2020 15:50:14CET

El empresario portugués acusado de intentar matar a su mujer en Vigo reitera que ella le atacó primero y él se defendió

   PONTEVEDRA, 28 Ene. (EUROPA PRESS) -

   La Sección Cuarta de la Audiencia de Pontevedra ha vuelto a juzgar desde este martes al empresario portugués Carlos I.P., acusado de intentar asesinar a su mujer en un hotel de Vigo en mayo de 2016. Al igual que en la anterior ocasión, en marzo de 2019, durante la nueva vista oral el acusado ha reiterado que ella fue quien le atacó primero y que él sólo se defendió.

   Ha sido el mismo argumento que usó en el anterior juicio en el que había sido condenado a 11 años y cuatro meses de prisión por una tentativa de asesinato, con las agravantes de alevosía y parentesco.

   El Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) estimó el recurso presentado por su defensa cuestionando la imparcialidad de las magistradas que entonces conformaban el tribunal y anuló la condena, por lo que se ha tenido que repetir este juicio.

   Así que, de nuevo, este martes el acusado ha explicado su versión de los hechos, según la cual él se limitó a repeler el ataque de su esposa que, según ha dicho, se golpeó la cabeza tras caer al suelo por un empujón. Luego forcejearon hasta llegar al pasillo del hotel.

   Por su parte, la mujer también ha mantenido su versión anterior en la que el acusado la golpeó en la cabeza con un mazo de cantero, mientras se encontraba en el baño y que siguió golpeándola repetidamente hasta llegar al pasillo del establecimiento hotelero.

   La Fiscalía acusa a Carlos I.P. de un delito de asesinato en grado de tentativa, con la circunstancia agravante de parentesco, y solicita una pena de 12 años de prisión con orden de alejamiento de la mujer durante un período superior en 10 años a la pena de prisión. Además, pide que la víctima sea indemnizada en 15.000 euros por las secuelas físicas y psíquicas.

Contador