Publicado 01/07/2022 11:27

Escotet llama a involucrarse para impedir la "catástrofe" del cambio climático: "La última palabra no está dicha"

El presidente de Abanca, Juan Carlos Escotet, en la III Jornada de Finanzas Sostenibles
El presidente de Abanca, Juan Carlos Escotet, en la III Jornada de Finanzas Sostenibles - ABANCA

   "No tenemos por qué aceptar que la tierra está condenada", sentencia en la III Jornada de Finanzas Sostenibles

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 1 Jul. (EUROPA PRESS) -

   El presidente de Abanca, Juan Carlos Escotet, ha hecho un llamamiento a involucrarse para que el cambio climático no se convierta en "una catástrofe recurrente", pues todavía "no es irreversible". "La última palabra no está dicha", sentencia.

   "¿Qué podemos hacer los ciudadanos, las comunidades y las organizaciones para dar un giro al curso que llevan los hechos?", se ha preguntado en su intervención con la que ha comenzado la III Jornada de Finanzas Sostenibles, que se celebra en Santiago. "No tenemos por qué aceptar que la tierra está condenada", afirma.

   De este modo, avisa de que "todavía está abierta la posibilidad de que en el transcurso de esta década se logre impedir que la gravedad de hoy se convierta en una condición de recurrente catástrofe".

   Advierte de que vienen "unos años decisivos para el mundo", en donde "las cosas no andan bien en el planeta", pero apunta las "responsabilidades de Abanca" para "sensibilizar" y cuestionarse: "Qué más podemos hacer".

   En esta línea, valora que "son inagotables" las oportunidades que hay. "Superar el estado de cosas de hoy no solo es posible, es imperativo urgente y vital, porque lo que está en juego no es otra cosa que la vida de millones y millones de personas", asevera.

"DATOS ALARMANTES"

   Al respecto, ha apuntado que en la reunión internacional celebrada hace un mes en Estocolmo sobre medio ambiente se aportaron datos "difícilmente más alarmantes", como que cada año mueren por contaminación nueve millones de personas.

   Escotet alerta de que las emergencias climáticas son "cada vez más iracundas", con cambios "acelerados y extremos", lo que supone una "amenaza real" para la vida de 3.000 millones de personas.

   A esto se unen amenazas como la guerra en Ucrania, pues señala que "no debe tranquilizar" los 3.500 kilómetros que separan a Santiago de Kiev, ya que los problemas en las cadenas de suministro tienen un "alcance planetario".

   El presidente de Abanca lamenta que todavía no se han dado los pasos de la "magnitud necesaria". Con este fin llama a educar e involucrarse "más y mejor". "Muy a menudo experimento la sensación de que la sociedad no termina de percibir en su magnitudes ciertas ni lo que ha ocurrido ni lo que podría ocurrir".

   Asimismo, ha hecho hincapié en la importancia de la digitalización, con usos como pueda ser el control del almacenamiento del agua, con el llamado Internet de las cosas como una herramienta "fundamental". En este punto, reflexiona sobre que 2.900 millones de personas no tienen acceso a Internet.

CRITERIOS DE SOSTENIBILIDAD DE ABANCA

   De tal forma, Escotet ha recordado "con orgullo" que Abanca salió al mercado en 2014 bajo criterios de sostenibilidad, una marca "en la primera línea del movimiento de la responsabilidad social empresarial".

   A modo de ejemplo, se ha referido a las iniciativas internacionales de sostenibilidad a las que se ha adherido Abanca. También ha citado proyectos de la entidad como el de Redes Vivas, que recupera redes de pesca del fondo marino para su reciclaje y uso en la práctica deportiva.