Galicia suma más de 51.000 hectáreas quemadas en incendios en lo que va de año, casi el 75% sólo en julio

Archivo - e06b5d748cf9928d4e4eac741bd9d88b.jpg
Archivo - e06b5d748cf9928d4e4eac741bd9d88b.jpg - Carlos Castro - Europa Press - Archivo

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 8 Nov. (EUROPA PRESS) -

   Galicia contabiliza en lo que va de año más de 51.000 hectáreas quemadas en incendios forestales de las que casi el 75% --38.000 hectáreas-- ardieron durante el mes de julio, en el que se produjeron cinco de los 13 grandes incendios (de más de 500 hectáreas) de 2022.

   Las cifras han sido aportadas por el conselleiro do Medio Rural, José González, durante su comparecencia este martes en el pleno del Parlamento de Galicia, donde ha hecho balance de la temporada alta de riesgo de incendios, concluida a finales del mes de octubre.

   Desde comienzos de año hasta el 31 de octubre, la Administración autonómica ha tenido constancia de 1.609 incendios, de los cuales, el 82% (1.313) se quedaron en conato al afectar a menos de una hectárea. De los 296 restantes, 76 fuegos superaron las 20 hectáreas.

   Además, durante este verano fue necesario activar en 23 ocasiones la conocida como 'situación 2' por riesgo de las llamas a núcleos habitados, una cifra que, como ha resaltado González, es muy superior a la media de la última década (seis veces al año).

   Todo ello, como ha incidido el conselleiro, en un verano marcado por la anomalía meteorología, con temperaturas por encima de lo normal y en un contexto de sequía, a lo que hay que sumar las tormentas que en el mes de julio desataron parte de los incendios más graves de la temporada.

    En total, las hectáreas contabilizadas por Medio Rural en lo que va de 2022 asciende a 51.643,3, de las que 16.852 fueron de superficie arbolada. Entre ellas, destacan las 35.000 hectáreas que suman los cinco grandes incendios forestales desatados entre el 14 y el 18 de julio, días en los que se produjeron 140 fuegos, 52 de ellos originados en un intervalo de cuatro horas durante la tarde noche del 14, en la que Galicia se vio afectada por un episodio meteorológico "completamente inédito" que hizo que cayesen en la comunidad más de 6.000 rayos. 

    Durante su intervención, José González ha defendido la actuación seguida en los casos en los que hubo que proceder a desalojar viviendas por la proximidad de las llamas, algo que, según el conselleiro, ha sido refrendado por expertos en la materia. Así, fueron más de 900 las personas sacadas de sus casas en 60 aldeas de O Courel y otras 500 en 20 núcleos de Valdeorras.

   "Tras la experiencia de los incendios de 2016, 2017 y 2022, podemos decir que Galicia tiene un dispositivo de incendios suficiente y bien estructurado, que estamos acertando en las líneas para dar con los incendiarios y que la planificación preventiva es clave para hacer frente a los incendios", ha aseverado González, que ha incidido en lo anómalo de las condiciones meteorológicas de un verano que "demostró que el cambio climático es una realidad que afecta" a los fuegos forestales.

   NUEVAS MEDIDAS

   Además de hacer balance sobre la temporada veraniega, el responsable de Medio Rural también ha avanzado que a partir del próximo año "dos tercios" de los miembros del dispostivo anti incendios pasarán a trabajar 12 meses al año.

   De cara a 2023 también está prevista la creación de otras tres brigadas helitransportadas, al tiempo que la Consellería do Medio Rural creará un nuevo grupo de trabajo para analizar la tipología de los incendios forestales "más virulentos".

   En cuanto a las medidas adoptadas para hacer frente a las consecuencias de los incendios en las zonas más afectadas, el conselleiro ha apuntado los 4 millones de euros para la reposición de explotaciones forestales, agrícolas y ganaderas.

   En este punto, González ha echado en falta la colaboración del Gobierno central y ha puesto deberes a las diputaciones, a las que pide una mayor implicación con el desarrollo de medidas sobre el terreno.

   Los presupuestos de la Consellería do Medio Rural reservan de cara al próximo año unos 20 millones de euros para inversiones en infraestructuras que permitirán la creación de tres bases de unidades operativas en Muíños, Rianxo y Mondoñedo y la finalización de las obras de la futura sede del distrito forestal Verín-Viana.

   En materia preventiva, el conselleiro ha cifrado la inversión en 33 millones de euros para actuar sobre 58.600 hectáreas y 5.780 kilómetros de pistas, donde se han creado 111 nuevos puntos de agua.

   Así las cosas, ha emplazado a los grupos de la oposición a contribuir "aparcando" los "intereses partidistas" a enriquecer el contenido de la ley de lucha integral contra los incendios forestales, que llegará a la Cámara autonómica también en 2023.

   CRÍTICAS DE LOS GRUPOS

   Durante el turno de los grupos, la diputada del BNG María González Albert ha afeado al conselleiro que haya aguardado hasta comienzos de noviembre para acudir a la Cámara autonómica a presentar los datos de la campaña de verano.

   La parlamentaria nacionalista ha aseverado que la formación frentista comparte con la Xunta que la gestión del territorio y la profesionalización de los servicios de lucha contra el fuego han de ser "los pilares" sobre los que asentar las políticas para hacer frente a esta problemática, pero discrepan de la forma en la que Medio Rural está poniendo esta poniendo estas directrices en práctica como, a su juicio, evidencia que "se perpetúe la atomización" del servicio y "vender a bombo y platillo un acuerdo que está anunciado desde hace años", en alusión a la ampliación de la temporada de trabajo de las brigadas.

   Por su parte, la diputada socialista Carmen Rodríguez Dacosta también ha puesto el foco en que la comparecencia del conselleiro se produzca en noviembre. "Ha esperado a que literalmente se pusiese a llover", ha espetado la parlamentaria, que ha cargado contra la "deficiente y errática política preventiva" que, dice, lleva a cabo la Administración autonómica.

   Tras demandar la creación de un equipo de lucha contra el fuego "único, profesional, estable, formado, equipado" y de titularidad autonómica, Dacosta ha aseverado que trabajadores del servicio, autoridades municipales y organizacioes agrarias y sindicales han denunciado el "descontrol, colapso y falta de medios" del dispositivo durante este verano, en el que la que, para la diputada del PSdeG, la forma de combatir los incendios ha sido "un año más" esperar "a que se pusiese a llover".

Más información