El Gobierno retira la fragata 'Méndez Núñez', con base en Ferrol, de un ejercicio con EE.UU.

La fragata 'Méndez Núñez' zarpa de Ferrol e inicia un despliegue de siete meses en el que dará la vuelta al mundo
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 14/05/2019 12:06:00CET

   Dice que, aparte de las corbetas, el Ejecutivo de Pedro Sánchez no ha autorizado ninguna operación de venta de armas a Arabia Saudí

   MADRID / SANTIAGO DE COMPOSTELA, 14 May. (EUROPA PRESS) -

   El ministro de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación en funciones, Josep Borrell, ha optado por la relativizar la importancia de la decisión de retirar la fragata 'Méndez Núñez' de un ejercicio con un grupo de combate de Estados Unidos en el Índico: "Claro que vivimos una situación complicada en esas zonas del mundo, no hay que tomárselo a la tremenda", ha dicho.

   Además, aunque ha evitado dar detalles porque sería "entrar en arenas movedizas", ha dicho que "claro" que el Gobierno ha calibrado las consecuencias que esta decisión puede tener para las relaciones con Estados Unidos.

   El Gobierno español decidió este lunes retirar la fragata de este ejercicio, que llevaba meses planeado, ante el aumento de las amenazas entre Estados Unidos e Irán. En un desayuno informativo del Fórum Europa, Borrell ha recalcado que Estados Unidos "no tiene ningún motivo para denunciar el acuerdo" que garantiza que Irán no se dota de armas nucleares, porque la República Islámica ha cumplido "escrupulosamente", según la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA).

   Es más, ha explicado que la alta representante de la UE, Federica Mogherini, le dijo el lunes al secretario de Estado norteamericano, Michael Pompmeo, que la UE está "radicalmente en contra" de esa "ruptura unilateral" por parte de Estados Unidos. Según Borrell, si Estados Unidos consigue que China, India y Turquía acaten sus advertencias extraterritoriales y dejan de comprarle petróleo a Irán van a poner a este país contra la pared "y eso es una mala noticia para los europeos".

   Borrell ha dejado claro que si Irán se rearma nuclearmente "los primeros amenazados" son los europeos, así que harán "todo lo posible para que eso no ocurra". De entrada, se ha referido al mecanismo financiero creado por Francia, Reino Unido y Alemania para que sus empresas puedan seguir haciendo negocios con Irán sin temor a sanciones estadounidenses y al que España está estudiando sumarse. Ayer la UE volvió a hacer un llamamiento a Irán para que no "traspase los límites del acuerdo".

   El ministro en funciones ha reconocido que le ha tocado ejercer el puesto en un "momento raro", en el que se da el mayor "divorcio" que se ha conocido entre la UE y Estados Unidos y ha criticado el "unilateralismo de Estados Unidos". Según su análisis, el orden internacional que se forjó hasta la presidencia de Barack Obama se está "desmontando pieza a pieza".

LA GUERRA COMERCIAL DAÑARÁ EL CRECIMIENTO

   Además, ha avisado de que la guerra comercial entre Estados Unidos y China, que ha explicado como una "batalla por la primacía de la tecnología", anticipa una caída del crecimiento en todo el mundo.

   Por otro lado, Borrell ha insistido en que el buque saudí que cargó ayer en el Puerto de Santander no lleva municiones ni material letal, sino exclusivamente armamento para una feria en Emiratos Árabes Unidos que luego deberá ser "repatriado o destruido". Según ha dicho, aparte de las corbetas que se están construyendo en Cádiz, Ferrol y Cartagena, el Gobierno de Pedro Sánchez no ha autorizado ninguna operación de exportación de armas a Arabia Saudí, aunque no hay ninguna resolución de la ONU que lo prohíba.

Contador

Para leer más