Actualizado 29/06/2012 00:55 CET

La Guardia Civil localiza una explotación ganadera en Nigrán por utilizar piensos de origen animal

SANTIAGO, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil imputó ayer al responsable de una explotación ganadera en Nigrán (Pontevedra) por la comisión de sendos delitos contra la salud pública y falsedad documental.

Las imputaciones penales son como consecuencia de haberse detectado que el ganado estaba siendo alimentado, supuestamente, con pienso elaborado a base de harinas de frituras con restos de animales, expresamente prohibido a raíz de la problemática de la enfermedad espongiforme bovina (EEB).

Los servicios oficiales de Sanidad Animal de la Xunta de Galicia, cuya colaboración fue expresamente solicitada por el Seprona, de acuerdo con los protocolos de actuación y en evitación de posibles riesgos para los consumidores, dispusieron la inmediata clausura de las instalaciones y la intervención cautelar de 2.00 kilogramos de pienso que se localizaron en el interior, así como la inmovilización de la totalidad de los animales, 109 ovejas y 11 vacas.