Marea de Vigo lamenta: "A Abel Caballero la democracia le queda grande, como los trajes"

Publicado 28/06/2019 12:54:54CET
El portavoz de Marea de Vigo, Rubén Pérez, y la concejal del grupo, Oriana Méndez.
El portavoz de Marea de Vigo, Rubén Pérez, y la concejal del grupo, Oriana Méndez.PAULA JUSTO-EUROPA PRESS

Acudirá a los tribunales para tener grupo propio, mientras el BNG agotará la vía administrativa

VIGO, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

El portavoz de Marea de Vigo, Rubén Pérez Correa, ha vuelto a denunciar este viernes el "comportamiento antidemocrático" del gobierno de Abel Caballero, reflejado en la organización de los grupos municipales, y en la pretensión de los socialistas de que Marea y BNG se configuren en un único grupo (mixto): "Es una cuestión de democracia, y a Abel Caballero la democracia le queda grande, como los trajes".

En una rueda de prensa, Pérez Correa ha criticado la posición del gobierno vigués acerca de esta configuración de grupos, incluyendo a Marea en un grupo mixto y nombrando al edil del BNG, de forma provisional, como no adscrito.

Según ha señalado, Abel Caballero "no quiere que haya 4 grupos" en la corporación y pretende "eliminar los derechos" tanto de Marea como del BNG de tener voz propia y presentar sus iniciativas de forma independiente.

Tras vaticinar que los próximos 4 años serán una etapa "estéril en lo político, con mucha demagogia y falta de democracia", Pérez Correa ha dado por hecho que "no se puede convencer al gobierno local" de que cambie de postura, por lo que su reclamación sobre la organización de los grupos seguirá por la vía judicial.

DENUNCIA EN LOS TRIBUNALES

Así, Marea de Vigo ha confirmado que acudirá a los tribunales para tener grupo municipal propio, y ha advertido de "que no hay nada que negociar" con el gobierno de Abel Caballero, al que acusa de tener un "comportamiento antidemocrático".

"Y aquí no hay buen rollo, nosotros no vamos a quitar las denuncias que pongamos", ha advertido, en clara alusión al anuncio hecho por el PP, de desistir de los procesos judiciales iniciados en el anterior mandato contra el gobierno local (la personación en la causa sobre el accidente de O Marisquiño y la denuncia por ocultación de información).

Rubén Pérez ha vuelto a criticar la "decisión arbitraria" del gobierno vigués, con arreglo a un reglamento que establece la necesidad de tener un mínimo de 3 ediles para poder conformar grupo municipal propio.

Por otra parte, ha recordado que tanto Marea como el PP, en 2016, votaron en contra de la modificación del reglamento y presentaron enmiendas (que no fueron aceptadas). Además, Marea remitió un escrito a los miembros de la ejecutiva de la FEMP, advirtiendo de las pretensiones de Abel Caballero, "contrarias al código de buenas prácticas" del órgano municipalista, y en contra "de lo que se está haciendo en la mayoría de ayuntamientos".

"OPORTUNIDAD DE RECTIFICAR"

Por su parte, el concejal del BNG, Xabier P.Igrexas, ha confirmado que su formación agotará, en primera instancia, la vía administrativa para reclamar la creación de su grupo municipal.

Así, además de impugnar la reunión de la junta de portavoces del pasado miércoles, la formación nacionalista presentará "en próximos días" recurso de reposición en el Ayuntamiento, ante la decisión de nombrarlo concejal no adscrito, una decisión "arbitraria y antidemocrática".

Pérez Igrexas ha apuntado que la vía judicial, mediante contencioso administrativo, "siempre estará abierta", pero el BNG quiere "extinguir los procedimientos administrativos". "Para darle la oportunidad política al gobierno local de rectificar", ha apostillado.