Publicado 02/01/2021 12:51CET

Más de una veintena de denuncias en una fiesta de Fin de Año de un hotel de Sanxenxo (Pontevedra)

   Personas de toda Galicia se saltaron el cierre del municipio para acudir a la celebración y la Policía Local comprueba la lista de huéspedes

   PONTEVEDRA, 2 Ene. (EUROPA PRESS) -

   La Policía Local de Sanxenxo (Pontevedra) intervino en la noche de Fin de Año una fiesta en un hotel de cuatro estrellas del municipio, en la que se interpusieron más de una veintena de denuncias y tras la cual se procedió a comprobar la lista de huéspedes.

   Según informa el Ayuntamiento a través de un comunicado, el establecimiento llevaba varios días anunciando en sus redes sociales la una cena con barra libre y DJ para despedir el año. Por esto mismo, una patrulla del cuerpo local acudió al lugar para advertirle a su gerente de las infracciones a las que se enfrentaba si finalmente la celebraba.

   De este modo, durante toda la jornada del 31 de diciembre, se incrementaron los controles en los accesos al local. En esta labor, los agentes llegaron a interceptar una veintena de vehículos procedentes de distintos puntos de Galicia, entre ellos Muxía, Vigo, Lugo y Ourense.

   Cabe recordar que el municipio de Sanxenxo se encuentra cerrado para contener la pandemia del coronavirus y que, durante las fechas propias de Fin de Año, estaba permitido saltarse el perímetro únicamente por motivos laborales y de reuniones familiares, entre otras.

   Por eso, los agentes de la Policía Local procedieron a denunciar a las personas que se desplazaron hasta el hotel sin causa justificada y les advirtieron de que la sanción se podría endurecer si no cumplían sus indicaciones de que volviesen a sus casas.

COMPROBACIONES DE MADRUGADA

   Horas más tarde, sobre la madrugada, otra patrulla acudió hasta el establecimiento para realizar las comprobaciones pertinentes. En sus inmediaciones, los agentes localizaron a una pareja de O Barco de Valdeorras que "no pudo justificar su presencia en Sanxenxo", según el relato de la Policía.

   Además, una vez los actuantes accedieron al interior del hotel, corroboraron cómo había restos de la celebración y cómo "se estaban sirviendo copas en la barra a varias personas". Tras este episodio, la Policía Local revisó la lista de huéspedes del hotel durante Fin de Año para proceder a las denuncias que correspondan.

   El Ayuntamiento de Sanxenxo recuerda que las sanciones por saltarse el cierre perimetral, que ascienden a 600 euros por persona, se tramitan ante la Consellería de Sanidade y que, en caso de reincidencia o de acumulación de otras infracciones --como es el caso de los conductores que continuaron hacia a la fiesta a pesar de haber sido interceptados--, se tramitan ante la Subdelegación del Gobierno central.

   Asimismo, el gerente del hotel se enfrenta a multas por varias infracciones consideradas muy graves y que superan los 15.000 euros en total.

   Tras estos hechos, el Ayuntamiento lamenta en el comunicado que un establecimiento "de gran prestigio" haya sido protagonista de este tipo de acciones "que incumplen la normativa sanitaria" y contra las que las autoridades municipales deben ser "contundentes".

Para leer más