Multan con 30.000 euros a la mina de Touro (A Coruña) por verter contaminantes a afluentes del Ulla

Vertidos de la mina de Touro (A Coruña)
ALDEA VIVA
Actualizado 19/09/2018 15:57:45 CET

   El PSOE de O Pino denuncia que la empresa "pretende que no se facilite información" en el proceso de reposición a la legalidad de la mina

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 19 Sep. (EUROPA PRESS) -

   Augas de Galicia ha sancionado con 30.000 euros de multa a la empresa minera de Touro (A Coruña), Explotaciones Gallegas S.L., por un "vertido no autorizado lixiviado" a los arroyos Burgo y Brandelos, ambos afluentes del río Ulla.

   A través de un comunicado, la Asociación Aldea Viva ha remitido la resolución de la Administración autonómica, recogida por Europa Press, en la que se declara "responsable" a Explotaciones Gallegas por cometer esta infracción considerada "leve".

   Asimismo, la organización ha recordado que ya advertía que la empresa, propietaria de los terrenos mineros, "depositaban toneladas de residuos contaminantes que llegaban a los cursos fluviales", de modo que usaban la mina "como un macrovertedero, con el riesgo que eso supone para el medioambiente y la salud pública".

   En el expediente, según Aldea Viva, Augas de Galicia "deja claro que la excusa de la recuperación paisajística que alega la empresa no le permite realizar vertidos contaminantes al dominio público".

   A pesar de ello, la asociación dice "echar en falta" medidas "para evitar nuevos vertidos", ya que, "a pesar de demostrarse los repetidos episodios de contaminación que está provocando esta compañía, sus responsables optan por tirar balones fuera".

PROCEDIMIENTO DE O PINO

   Por otra parte, el portavoz socialista en el Ayuntamiento de O Pino, Óscar Vilar, ha denunciado que la empresa promotora de la mina, Cobre San Rafael, "pretende que no se facilite información" al procedimiento de reposición a la legalidad que se encuentra "en fase de estudio" por la Axencia de Protección da Legalidade Urbanística (APLU) de la Xunta.

   Este proceso fue iniciado "meses atrás", según recuerda el concejal socialista, después de un expediente sancionador del Consistorio a la compañía "por daños en bienes de titularidad pública" y la comprobación de que la empresa efectuaba las labores de extracción "careciendo de la debida autorización municipal". Estas denuncias fueron posteriormente trasladadas a la APLU.

   Con sus alegaciones, la empresa explotadora, censura Vilar, también "pone en duda el material probatorio" --consistente en un informe técnico, un acta de la Policía Autonómica y documentos gráficos--, además de solicitar "que, finalmente, el Ayuntamiento de O Pino archive el asunto sin más".

   Por todo ello, el portavoz socialista "lamenta esta actitud" de la compañía, pues "lo más adecuado", a su modo de ver, "sería que reconociesen los hechos". "Pero parece que nos quieren tomar el pelo pretendiendo que la Administración actúe de forma arbitraria", ha sentenciado.