Actualizado 15/05/2007 22:33 CET

Patronal y sindicatos del naval de Vigo retomarán mañana las negociaciones para intentar desconvocar la huelga

VIGO, 15 May. (EUROPA PRESS) -

Sindicatos y patronal del sector del naval de la Ría de Vigo, cuyos trabajadores mantienen una huelga desde el pasado 3 de mayo, retomarán mañana las negociaciones, con la mediación de la Delegación de la Consellería de Traballo, y con el fin de cerrar un acuerdo que permita desconvocar dicho paro.

A pesar de los intentos por parte del delegado provincial, Pedro Borrajo, de reunir a ambas partes esta tarde, finalmente el encuentro tendrá lugar mañana a partir de las 10.00 horas. Los representantes de los sindicatos llegaron a acudir a la cita de esta tarde pero, ante la imposibilidad de contactar con todos los empresarios, finalmente se pospuso la reunión.

El presidente de la Asociación de Industriales Metalúrgicos de Galicia (Asime), José María Hidalgo, en representación de la patronal, manifestó su deseo de que se retomen las negociaciones "con normalidad" y con las "condiciones mínimas de seguridad", y recordó que la reunión prevista para esta mañana no pudo celebrarse debido a la situación provocada por la ocupación del edificio de la Xunta, donde se celebran estos encuentros, por parte de los huelguistas.

Asimismo, fuentes de Asime apuntaron que algunos empresarios que se dirigían a esa cita se quedaron "retenidos como consecuencia de los cortes de tráfico de los manifestantes". De hecho, explicaron que algunos empresarios fueron "alertados" por la Delegación de Traballo para que no se acercaran al edificio administrativo de la Xunta "cuando se encontraban a escasos metros" de dicho lugar.

José María Hidalgo expresó la "voluntad" de la patronal de resolver la "situación absurda" originada por la convocatoria de la huelga indefinida y lamentó que "alguna central sindical está interesada en que siga el conflicto". "Queremos retomar las negociaciones con normalidad, pero somos menos optimistas que ayer", señaló.

INCIDENTES

En la jornada de hoy el sector del naval llegó al décimo tercer día de huelga y protagonizó los incidentes más graves desde que comenzó el conflicto. Así, varios grupos de manifestantes, unos 2.000 en total, mantuvieron bloqueados los accesos y salidas de la Autopista del Atlántico (AP-9) durante varias horas por la mañana, y causaron retenciones que llegaron incluso al Puente de Rande.

Además, también provocaron cortes de tráfico por las zonas de Beiramar, Julián Estévez y el centro de la ciudad, donde bloquearon las calles con barricadas de contenedores ardiendo. Posteriormente se dirigieron al edificio administrativo de la Xunta, donde cientos de huelguistas ocuparon todos los departamentos, donde causaron daños en las oficinas, hicieron pintadas, y tiraron por las ventanas rollos de papel higiénico, plantas, banderas, parte del mobiliario, y miles de expedientes, muchos de los cuales ya son, según el delegado de Traballo, "irrecuperables".

A continuación, los trabajadores se dirigieron a la Praza do Rei, frente al Ayuntamiento de Vigo, donde celebraron una asamblea en la que los sindicatos les informaron de la situación del conflicto. Allí, el portavoz de CC.OO., Ramón Sarmiento, afirmó que, tras la jornada de hoy, "todo está plenamente justificado", mientras se actúe "colectivamente".

En caso de no llegarse a un acuerdo antes del fin de semana, la convocatoria de huelga se ampliará el próximo lunes, con un paro en todo el sector metalúrgico, es decir, además del naval, en carpintería de aluminio, fontanería, electricidad, ferralla, talleres mecánicos, etc., lo que supone unos 22.000 trabajadores. Esta cifra se doblaría el martes, ya que están llamados a sumarse a la huelga también las empresas que tienen convenio propio, como PSA Peugeot Citroën y las auxiliares de la automoción.