Actualizado 26/03/2014 14:29 CET

Reproches de Pescanova a la banca

Factoría de Pescanova
Foto: EUROPA PRESS

Afirma que ninguno de los acreedores ha formulado propuestas alternativas a la de Damm y Luxempart

   SANTIAGO/MADRID, 26 Mar. (EUROPA PRESS) -

   El consejo de administración de Pescanova ha advertido a la banca acreedora de que no propondrá un convenio que sobrepase de "forma irresponsable" el techo de deuda postconcursal que la propia empresa pueda asumir. "Los números, fríos, no admiten mas carga financiera", ha avisado.

   "Lo contrario sería abordar la salida del concurso sobre una base insostenible a corto-medio plazo, en perjuicio de la propia viabilidad de la empresa, de su capacidad para cumplir el convenio, y en claro perjuicio de sus acreedores", ha afirmado el órgano de dirección de la firma, que ha señalado que "ni puede ni debe adentrase en esa vía incierta".

   El consejo de administración de Pescanova ha dejado claro que la propuesta de convenio admitida a tramite por el juzgado competente es la mejor opción de supervivencia de la compañía, y además la única presentada, por lo que hace un llamamiento a los acreedores y a los accionistas de la empresa para que presten su apoyo a la misma en el mejor interés de la pesquera, sus acreedores, accionistas y trabajadores.

   En este sentido, ha afirmado que ninguno de los acreedores de Pescanova ha ejercitado el derecho de formular propuestas alternativas y ha afirmado desconocer las razones por las cuales no lo han hecho. "Estos acreedores podrían haber presentado hasta cinco alternativas diferentes, cada una apoyada por un 20% de la masa acreedora", ha señalado.

   Tras varios meses de análisis, los consejeros han llegado a la convicción de que la mayoría de los activos de Pescanova son viables y capaces de generar un flujo de caja que permita superar su "grave crisis" actual, mediante un convenio de acreedores "realista".

RESPALDA LA PROPUESTA DE LA CERVECERA.

   El consejo de administración ha explicado su decisión de apoyar la propuesta de convenio presentada por el consorcio integrado por Damm y Luxempart tras asegurarse de que no existía otra propuesta de terceros a considerar y que la elaborada por la propia Pescanova a iniciativa del consejo carecía a priori de soporte financiero y de los apoyos que "presumiblemente" obtendría la del consorcio.

   Además, el consejo ha subrayado que la propuesta de Damm y Luxempart armoniza un tratamiento asimétrico de la deuda, inevitable por su desigual composición y distribución de garantías entre matriz y filiales, con la introducción de criterios "ecuánimes y defendibles" frente a la diversidad de intereses, "todos legítimos pero no coincidentes", de los acreedores.

   Así, mientras los acreedores a nivel de matriz recuperan un 10% de su deuda concursada, otros acreedores que tienen garantías sobre activos no solo de la matriz sino también sobre las filiales, recuperan cifras cercanas al 35%, y en algún caso sobrepasan el 50%.

   Con el objetivo de recuperar el máximo de deuda concursada, esta propuesta, según el consejo, asume a nivel de grupo una deuda exigible de casi 1.100 millones de euros a un tipo de interés medio aproximado del 5%, y por tanto, de unos niveles iniciales de deuda sobre Ebitda de más de 18 veces, cifra que no bajará a niveles aceptables de seis veces hasta el año 2020.

Para leer más