Actualizado 25/09/2009 21:46 CET

El PP rechaza una iniciativa del BNG porque la "culpa" de lo ocurrido es "de los de un lado y de los del otro"

Pontón censura esta "connivencia" con el franquismo y cree que equiparar el golpe con la II República evidencia los "principios" del PP

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 25 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Grupo Parlamentario Popular rechazó hoy en comisión parlamentaria una proposición no de ley del BNG encaminada a instar a la Xunta a continuar con las medidas de recuperación de la memoria histórica iniciadas por el bipartito ante el argumento de que la "culpa" de lo ocurrido es "de los de un lado y de los del otro".

El portavoz del PP en esta materia, Agustín Baamonde, insistió en que la "culpa" fue de "todos" y acusó a su homóloga en el BNG, Ana Pontón, de pretender "reescribir la historia", al tiempo que le reprochó que "sólo habla" de las víctimas del franquismo y "no" de las del otro bando.

Frente a esto, apostó por realizar, "entre todos", un "ejercicio completo de superación". "Si no, siempre estaremos atados por el pasado", defendió, al tiempo que ensalzó la "responsabilidad" del PP, que pretende hacer "un esfuerzo con espíritu de superación para caminar hacia el futuro sin las ataduras de los fantasmas del pasado".

Con este convencimiento y la pretensión de "convertir el franquismo en pasado", mientras "otras fuerzas pretenden mantenerlo como historia viva de España", Agustín Baamonde rechazó una iniciativa del Bloque para que la Illa de San Simón --antigua prisión de la dictadura-- se continuase utilizando para actividades de carácter cultural e histórico.

"El patronato -de la fundación con el nombre de la isla- ya tiene su planificación", zanjó, y opinó que la isla "no debe quedar condicionada para un uso exclusivo determinado", sino que debe mantener un carácter más amplio con el fin de que pueda albergar "diversas actividades".

"EQUIPARAR VÍCTIMAS Y VERDUGOS"

Ante este panorama, la diputada de la formación frentista censuró que el PP "siga legitimando el régimen franquista" y consideró de "extrema gravedad" que se ponga "en el mismo plano a las víctimas y a los verdugos".

"Equiparar un golpe militar con un régimen legalmente establecido es muy grave y dice mucho de sus principios", reprobó, y deploró lo que, a su juicio, supone "toda una declaración de connivencia con el régimen franquista" y la prueba de su "desconocimiento de la historia". "En Galicia, entre los años 1936 y 1939, los 12.000 represaliados fueron del mismo bando", reseñó, y citó a "sindicalistas, nacionalistas, galleguistas, socialistas y agraristas", entre otros.

De las 12.000 personas que sufrieron la represión franquista en Galicia, más de 5.750 fueron asesinadas por los golpistas "por el único delito de defender sus ideales y la legalidad". Y casi 4.600 personas "fusiladas por pelotones sin un juicio justo" fueron dejadas "en cunetas" o enterradas "en fosas comunes", detalló Ana Pontón. "Mujeres violadas, secuestros, muertes. Y ustedes no quieren reconocer las barbaries del franquismo y condenarlo", censuró.

De hecho, consideró "ofensivas desde el punto de vista democrático" las declaraciones del diputado del PP, así como el hecho de que "no reconozca" la "ilegitimidad" y las "barbaries" de una etapa que sólo significó "represión y muerte".

Tras constatar el rechazo del PP a "imponer los contenidos" al Patronato de la Fundación Illa de San Simón, Ana Pontón tildó este argumento de "absolutamente peregrino", puesto que el Parlamento "puede instar a la Xunta a orientar la política a seguir". "No quiere que siga siendo un espacio para la recuperación de la memoria histórica, que sería lo idóneo", repitió en voz alta, y se preguntó si la pretensión del PP será "convertirlo en un spa".

"RECUPERAR LA DIGNIDAD"

La proposición no de ley presentada por el Bloque pretendía "recuperar la dignidad" de las víctimas de la represión fascista en Galicia ante el "sospechoso parón" que se dio a las iniciativas de este tipo tras el cambio de gobierno en la Xunta.

"Se trata de hacer justicia también con las familias", defendió el diputado del PSdeG José Manuel Lage Tuñas, partidario del estudio "en profundidad" de este período de la historia de España para que cada uno "sepa dónde están enterrados sus familiares".

En su intervención, previa a la de Agustín Baamonde, se mostró convencido de que "todos los que ocupan un escaño en el Parlamento de Galicia son personas de convicciones democráticas", por lo que llamó a la "unanimidad" para "ser capaces de huir de la confrontación" en un asunto "tan delicado".

MILLÁN ASTRAY

Otro de los puntos en los que coincidieron PSdeG y BNG, además de en la importancia de "dignificar" las víctimas de la represión franquista, fue en la censura a las declaraciones del diputado y presidente del PP de A Coruña, Carlos Negreira, sobre Millán Astray, a quien consideró "un coruñés de pro".

"Es difícil que personas que participaron en una dictadura puedan ser considerados ciudadanos de pro", entendió Lage Tuñas, al igual que Ana Pontón, quien opinó que el hecho de que un miembro del PP "diga esto de alguien que fue responsable de miles de asesinatos pone en duda sus convicciones democráticas". "Y aún es más grave que su partido no le obligue a rectificar", sentenció la nacionalista.