Publicado 24/01/2021 14:49CET

Precintan un restaurante de Ferrol por reincidir en incumplimientos de la normativa sanitaria

Restaurante de Ferrol precintado por la Policía Local por incumplimientos de la normativa sanitaria.
Restaurante de Ferrol precintado por la Policía Local por incumplimientos de la normativa sanitaria. - AYUNTAMIENTO

   La Policía Local, que este sábado formuló 13 propuestas para sanción, constató que una veintena de personas comían en un espacio cerrado

   FERROL, 24 Ene. (EUROPA PRESS) -

   La Policía Local de Ferrol precintó este sábado un restaurante situado en Doniños por "numerosos incumplimientos" de la normativa sanitaria contra la covid-19. De hecho, este negocio ya era reincidente por sanciones anteriores.

   Según informa el Ayuntamiento en un comunicado, todo comenzó cuando alrededor de las 15,00 de la tarde una patrulla que realizaba labores de vigilancia en la zona se acercó al local.

   Allí, los agentes identificaron primero a 10 personas que estaban "bebiendo, de pie y sin guardar las distancias de seguridad". Además, relata el Consistorio, "varias estaban fumando".

   Tras esto, los policías accedieron a un área situada en el lateral del edificio del restaurante que estaba cubierta y "cerrada por sus cuatro lados" con una estructura de cristal y aluminio. En esta estancia, según cifras del Ayuntamiento, había 23 personas comiendo y dos mesas ocupadas "se situaban a apenas 15 centímetros una de la otra".

   Los agentes comprobaron que, aunque había varias ventanas y puertas que daban al exterior, "todas estaban cerradas" y "no constaba ningún dispositivo de ventilación o renovación del aire".

   En otro espacio anexo al edificio, que también estaba cubierto, localizaron tres bebidas sin terminar que habían dejado allí los consumidores, que se marcharon cuando llegó la Policía.

"NUMEROSOS INCUMPLIMIENTOS"

   Ante los "numerosos incumplimientos" de la normativa sanitaria decretada por la Xunta, los policías identificaron al hombre que en ese momento estaba al frente del negocio, quien les informó de quién era la propietaria.

   Sobre las 17,00 horas, funcionarios del cuerpo local volvieron al restaurante para precintarlo debido a "la gravedad" de los hechos y a la "reincidencia" en estas infracciones. Media hora después, la titular del negocio acudió hasta el lugar y los agentes le comunicaron las medidas adoptadas.

   En cuanto a las personas usuarias, se formularon 13 denuncias individuales por no guardar las distancias de seguridad y por fumar.

Para leer más