Publicado 18/11/2015 17:59CET

Prisión por asesinato para el hombre acusado de arrojar a su mujer por la ventana en Vigo

La víctima delató antes de fallecer a su marido, quien cree que ella lo envenenaba

VIGO, 18 Nov. (EUROPA PRESS) -

La titular del Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Vigo ha decretado el ingreso en prisión para Alberto José V.G., de 62 años de edad, investigado por arrojar supuestamente a su mujer desde un tercer piso de un edificio de la ciudad olívica.

Fuentes judiciales han precisado que se trata de un ingreso en prisión comunicada y sin fianza, y se le imputa un supuesto delito de asesinato. El hombre llegó a primera hora a la sede judicial viguesa, aunque no pasó ante la jueza hasta las 14,25 horas, y se acogió a su derecho a no declarar.

Las mismas fuentes han señalado que Alberto José, que llegó a los juzgados con ropa sanitaria y semblante tranquilo, ya ha recibido el alta médica, tras permanecer 20 días en la Unidad Psiquiátrica del Hospital Álvaro Cunqueiro (HAC).

Los hechos ocurrieron el pasado 29 de octubre en una vivienda del barrio vigués de O Calvario. La víctima, María José R., de 71 años, apareció en el patio interior del edificio tras precipitarse al vacío desde una ventana del tercer piso.

"ME TIRÓ MI MARIDO"

Antes de fallecer, en la ambulancia, aseguró a la Policía, que había sido su marido quien la había empujado. "Me tiró mi marido", afirmó María José, que había firmado los papeles del divorcio el día antes de su muerte.

Según figura en los informes que obran en la causa, la mujer padecía desde hacía tiempo episodios habituales de malos tratos físicos y psicológicos por parte de su pareja que, en una ocasión, llegó a cambiar la cerradura de la puerta de casa para que María José no pudiera entrar, obligándola a dormir en la calle.

De hecho, la víctima había acudido en varias ocasiones a los servicios sociales municipales pero no había querido denunciar a su pareja, ni quedarse acogida en el centro de emergencia para mujeres.

HERIDAS DE FORCEJEO

Según la autopsia, María José presentaba signos de forcejeo, así como heridas contusas en cuello y mandíbula, heridas inciso contusas en la cara (marcas de uñas) y síntomas de haber sido sometida a una "acción de sofocación o agarre del cuello".

Tras ser detenido, el presunto autor del crimen ingresó en el HAC con un episodio psicótico. Poco después, aseguró a la Policía que no había matado a su mujer, sino que ella misma se había tirado por la ventana. "Esto viene de atrás. Esta hija de puta me estaba envenenando", llegó a afirmar.

Para leer más