Publicado 27/05/2020 16:26:33 +02:00CET

Prisión provisional para el presunto homicida del dueño del Bar Novo de Ourense

   La investigación apunta al tráfico de drogas después de que la Policía pudiese corroborar las relaciones comerciales tejidas por el fallecido

   OURENSE, 27 May. (EUROPA PRESS) -

   El detenido como presunto homicida del dueño del céntrico Bar Novo de Ourense ha entrado este miércoles en prisión de forma provisional, comunicada y sin fianza tras ser detenido el pasado lunes por la mañana por los hechos sucedidos a principios de febrero.

   Así lo han comunicado este miércoles fuentes de la Policía Nacional y judiciales. El arrestado como presunto autor de la comisión de un delito de homicidio doloso a principios del pasado mes de febrero ha sido identificado como un hombre de 38 años natural de Ourense y sin historial de detenciones.

   La principal hipótesis del caso está relacionada con el tráfico de drogas después de que la Policía pudiese corroborar las relaciones "comerciales" que había tejido el fallecido, aunque las investigaciones no descartan otras opciones.

   Tras conocerse el deceso del dueño del establecimiento, la Policía registró su vivienda, donde intervino 105 gramos de cocaína y 12.685 euros, y el propio bar, donde hallaron una tableta, una libreta y hojas con anotaciones.

MUERTO 22 HORAS

   La Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV), encargada de la investigación, ha constatado que la muerte del gerente de la taberna se produjo 22 horas antes de hallarse el cadáver, por lo que el homicidio supuestamente se habría producido el 4 de febrero, aproximadamente a las 22,10 horas.

   El cuerpo sin vida se encontró el 5 de febrero sobre las 20,30 horas, momento en el que varios clientes lo avistaron tras la barra del local situado en la calle Colón tirado en el suelo, encima de un charco de sangre y con un corte en el cuello, posiblemente producido con un objeto cortante, como un cuchillo o un cristal.

   "Existen en el interior de la barra restos de sangre por desplazamiento del cuerpo y en los interruptores de la luz marcas de sangre, indicadores que pudieran corresponder con una muerte violenta de etiología homicida", señala la Policía Nacional en un comunicado.

   Durante la tarde del lunes y la mañana de este martes, la Policía efectuó el registro de un vehículo y de cinco domicilios en los que se han incautado de ropa del presunto homicida, un teléfono móvil, tres tarjetas SIM, una pistola de fogueo, una factura de la misma a nombre de otra persona y una caja de munición de 9 mm con 23 cartuchos y un cargador.