Los promotores de Pontevedra implantan un sello que garantiza la legalidad de los contratos de compraventa de pisos

Actualizado 01/09/2008 16:08:36 CET

Los promotores de Pontevedra implantan un sello que garantiza la legalidad de los contratos de compraventa de pisos

Actualizado 01/09/2008 16:08:36 CET

Cifran en un 40 por ciento el descenso de actividad y piden a la Xunta que cree el Observatorio Inmobiliario

VIGO, 1 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Asociación de Promotores Inmobiliarios de la provincia de Pontevedra, Aproin, implantará, a partir del mes de octubre, un sello de calidad que garantiza el cumplimiento de la legalidad en los contratos de compraventa de inmuebles, como "instrumento para dar una seguridad adicional a los consumidores" en este tipo de gestiones.

Según explicó hoy el presidente de Aproin, Javier Garrido, en rueda de prensa, esta medida pretende aportar un margen extra de confianza a los compradores de pisos en un "momento de crisis financiera y con el mercado inmobiliario retraído".

Asimismo, explicó que este sello se aplicará a las promociones, no a las empresas, y que servirá para que los contratos recojan todo aquello que establece la ley, como la memoria de calidades de los pisos, las entregas de dinero, los plazos de duración de la construcción o las penalizaciones e indemnizaciones en caso de retrasos.

Garrido también confirmó que, en caso de que alguna empresa promotora haga un "uso fraudulento" de este sello, Aproin no descarta tomar medidas en su contra, al tiempo que matizó que la adhesión a esta iniciativa es "voluntaria". A ese respecto, afirmó su esperanza de que "todos" los asociados de este colectivo la apoyen.

Por su parte, el gerente de la asociación, Miguel Font, confirmó que la implantación del sello tendrá un coste para las empresas de 50 euros por vivienda, y que las bases para participar en esta iniciativa se traducirán a otros idiomas, debido a la actividad que las empresas están desarrollando en otros países, como Brasil.

CRISIS INMOBILIARIA

Con respecto a la crisis que afecta al sector, Javier Garrido subrayó que el descenso en la actividad inmobiliaria es de entorno al 40 por ciento, aunque no afecta igual a Galicia que al resto del Estado y que, en el caso de Vigo, "habrá que esperar al desarrollo del Plan General, aunque no se notará demasiado".

En referencia a las medidas para reactivar el mercado, el presidente de Aproin, mostró su esperanza de que la Xunta cree, tal y como acordó con el sector, el "Observatorio Inmobiliario" para estudiar medidas de apoyo, además de contactar con las entidades financieras para que también se sumen a las iniciativas que se adopten.

Miguel Font reiteró sus críticas a la Administración por "trasladar mensajes inciertos, como que la vivienda va a bajar de precio", y recordó que no será así, debido a la carestía del suelo y la implementación de nueva normativa, que amplía las exigencias de superficie y calidad en la construcción.

En todo caso, los responsables de Aproin aclararon que, pese a la actual situación, y debido a la buena "patrimonialización" de las empresas pontevedresas, no han detectado la desaparición de promotoras debido a la crisis, sino que "buscan otros mercados y esperan, porque quieren salir adelante".