Publicado 12/04/2020 16:52CET

El Ratoncito Pérez y las 'fiestas' de cumpleaños a domicilio plantan cara a la cuarentena en Galicia

   Música para todo el vecindario o dibujos en las ventanas que mandan ánimos y, además, tienen premio

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 12 Abr. (EUROPA PRESS) -

   Consejos para el bienestar psicológico y rutinas de entrenamiento tratan de paliar en las últimas semanas las consecuencias para la población de un confinamiento que, en la mayoría de los casos, tiene efectos negativos que se suman a la preocupación por la situación actual.

   Sin embargo, durante este periodo, la imaginación tanto individual como colectiva también deja margen para iniciativas positivas que, sobre todo centradas en los más pequeños, buscan llenar de normalidad el periodo del estado de alarma.

   Las visitas del Ratoncito Pérez, las celebraciones de cumpleaños o los concursos de dibujos son algunas de las acciones que plantan cara a la cuarentena en Galicia y que, más allá de la iniciativa individual, han apoyado ayuntamientos, instituciones y fuerzas y cuerpos de seguridad.

   La primera de ellas surgió de una realidad que ordena el simple paso del tiempo: la celebración del aniversario de aquellas personas que han cumplido o cumplirán años durante esta etapa y que, por lo tanto, no podrán hacer fiestas multitudinarias.

   Para mejorar esta situación, en especial la soledad de los más pequeños que echan de menos a sus amigos, agrupaciones de voluntarios de Protección Civil, principalmente, y otros cuerpos de emergencias municipales, se han ido sumando en las últimas semanas a iniciativas locales para felicitar a los niños su cumpleaños desde las calles con canciones, pancartas y haciendo sonar sus sirenas.

   Municipios grandes y pequeños, como Cangas, Vilagarcía, Santiago de Compostela, Cambados, Vigo, O Vicedo, Valdoviño, As Pontes o Ames rompen estos días el silencio de sus calles con las comitivas de felicitación que, a petición de la familia de los niños, se desplazan hasta sus residencias para cantarles, a pie de calle, el cumpleaños feliz, felicitarlos por megafonía y hacer sonar sus sirenas, acompañados casi siempre por las palmas de sus vecinos. Para ello, han habilitado números de teléfono y correos electrónicos específicos a través de sus redes sociales.

   Pero no solo los más pequeños reciben estos días esta visita, los voluntarios que llevan esta iniciativa han acudido también a felicitar a personas de edad avanzada, como es el caso de Vigo, donde festejaron el aniversario de una vecina que ha llegado a los 100 años durante esta cuarentena.

   También desde las calles son frecuentes en las distintas localidades gallegas los mensajes de ánimo que la Policía lanza a los vecinos con su sistema de megafonía mientras realizan las patrullas de vigilancia y que, habitualmente, se repiten sobre las 20,00 horas, cuando los ciudadanos salen a las ventanas a aplaudir el esfuerzo de personal sanitario y de servicios esenciales.

SALVOCONDUCTOS PARA EL RATONCITO PÉREZ

   Pero si el estado de alarma modifica la mayor parte del día a día de los ciudadanos, hay un elemento que permanece: el Ratoncito Pérez que acude a recoger los dientes caídos durante el confinamiento, y a dejar regalos a cambio a sus propietarios.

   La inquietud de muchos niños por saber si el Ratoncito Pérez podría llegar a sus casas con la restricción de movimientos llevó a muchos padres a preguntar a través de las redes sociales a los cuerpos de seguridad si, llegado el caso, lo dejarían pasar.

   Para solventar las dudas, muchos municipios han publicado 'salvoconductos' para que este conocido personaje pueda visitar a los niños, aunque siguiendo, como no puede ser de otra forma, las medidas de higiene y protección obligadas.

   Es el caso de los ayuntamientos gallegos de A Fonsagrada (Lugo), Cangas y O Porriño, en Pontevedra, cuyos alcaldes emitieron bandos oficiales para permitir la circulación del Ratoncito Pérez, y establecieron que debe hacer su trabajo por las noches, en momentos de baja intensidad de gente, usar guantes y mascarilla y lavarse las manos con frecuencia para evitar contagios.

DIBUJOS COMO VÍA DE COMUNICACIÓN

   Con la comunicación cara a cara interrumpida, se suceden propuestas de 'quedadas', actividades o juegos a través de las nuevas tecnologías, así como música en las calles que suena desde las viviendas o auténticas 'fiestas' a distancia entre vecinos de la misma calle.

   Del mismo modo, los dibujos y mensajes pegados en las ventanas se han convertido en un modelo alternativo con el que estar en contacto con los vecinos y trasladar mensajes de ánimo.

   Arcoiris, cifras que recuerdan el número de personas curadas o mensajes que apuntan que 'Todo irá bien' han inundado en las últimas semanas las ventanas de los edificios, buscando dar apoyo, paliar la soledad y trasladar mensajes positivos. Entre ellos, destacan de nuevo los dibujos de los más pequeños, que llenan el tiempo del confinamiento también entre colores.

   Por ello, municipios como el de Lugo o el de Abegondo han pedido a través de sus redes sociales que estos pequeños artistas les hagan llegar de forma telemática fotografías con sus dibujos para compartirlas también en sus 'muros' virtuales.

   En otros ámbitos, esta actividad también tiene premio. Así, la Academia Galega de Seguridade Pública (Agasp) ha convocado un concurso de dibujos para que todos los escolares gallegos trasladen su "ánimo y agradecimiento" a los cuerpos y fuerzas de seguridad durante este periodo, empleando el hashtag #ConVosEstamosSeguros. Por grupos de edad, los premios consistirán en visitas a la Academia para conocer de primera mano la formación de los agentes allí.

Para leer más