Los rectores gallegos abogan por un análisis y un "diagnóstico real" que permita "mejorar la equidad" de la selectividad

Publicado 10/06/2019 19:20:41CET
XUNTA

Creen que la detección de este problema "no significa" que la solución pase "por una prueba única" para todo el sistema

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 10 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los rectores de las tres universidades gallegas han apostado por mejorar el modelo actual de la selectividad, pero no antes de emprender un "diagnóstico real" que determine si "hay o no desigualdad" entre las pruebas que realizan las distintas comunidades autónomas y aplicar medidas correctoras para asegurar la "equidad" de los exámenes.

Los responsables de las instituciones académicas se han postulado este lunes, al coincidir en Santiago con motivo de la reunión del Consello Galego de Universidades, sobre el debate abierto estas últimas semanas respecto a las diferencias de dificultad entre territorios, tras la polémica por el examen de matemáticas de la Comunidad Valenciana.

En declaraciones a los medios, el rector de la Universidade de Vigo, Manuel Reigosa, ha considerado que es "un buen momento" para articular un sistema a nivel estatal que garantice la "igualdad de oportunidades" para los alumnos "de cualquier comunidad autónoma".

Reigosa ha recordado que España predomina el "distrito único" y la nota de la prueba "vale para todo el Estado", por lo que cree necesario estudiar las "incertidumbres sobre el nivel" de exámenes entre territorios para asegurar que el sistema sea "absolutamente justo" para todos.

"Creo que lo que tenemos que garantizar es la equidad de la prueba", señaló, por su parte, el rector coruñés, Julio Abalde, quien ha advertido de que cualquier decisión debe estar supeditada a un "diagnóstico real" de la situación.

"Desde luego, desde las universidades estamos dispuestos a participar para mejorar la equidad de la prueba que realizan los estudiantes, pero previamente realizando un diagnóstico real de la situación para, a partir de ahí, aplicar las medidas correctoras".

Antonio López, rector de la USC, ha coincidido con sus homólogos en la importancia de "garantizar" la "igualdad de oportunidades" del alumnado, aunque partiendo de "debates sosegados". "Analicemos que está pasando, si hay o no desigualdades, y proponer medidas que pueda dar lugar a retoques para ajustar la prueba".

PRUEBA ÚNICA

Los rectores se han mostrado, de este modo, "muy alineados" sobre la conveniencia de analizar la situación con calma y desde el sosiego tras las declaraciones de diversos cargos políticos, sobre todo del PP, a favor de implantar una prueba única e idéntica en todo el Estado, algo que podría chocar con las particularidades de territorios como Cataluña, Euskadi o Galicia.

El rector compostelano cree que esta posibilidad, la prueba única, "no sería la más adecuada", teniendo en cuenta que la nota de bachillerato ocupa un peso "muy importante" en la media de acceso a la universidad (el 60%) "y eso también está influyendo en la calificación".

"Merece la pena que hagamos un análisis pausado sobre la correlación de calificaciones entre bachillerato y las pruebas ABAU", ha insistido, pero siempre examinando la situación desde "el rigor". "Si vamos a una prueba única y no cuenta bachillerato, igual no es lo más equitativo", ha reiterado, sobre todo a la hora de "valorar el esfuerzo de estudiantes durante años" que podría truncarse por "un momento malo en un examen".

Abalde también ha apuntado que la solución a esta problemática no tiene que pasar necesariamente por una prueba única para todo el Estado, dado que "hay sistemas educativos diferenciados".

A pesar de ello, ha advertido de que "se están mezclando" dos cuestiones: por un lado la prueba de acceso a la universidad y por otra la limitación de acceso a determinadas titulaciones, debido a las notas de corte, que es "lo que está al fondo distorsionando este debate". "Son dos temas distintos que tenemos abordar de manera diferente".

El rector vigués también se ha pronunciado en términos similares. "Pienso que hay que corregir el grado de dificultad diferente que afecta no sólo a la propia selectividad, sino a la entrada en aquellas titulaciones con límite de plazas que son muy demandadas".

LLAMADA A LA TRANQUILIDAD

Por su parte, la conselleira de Educación, Cultura e Formación Profesional, Carmen Pomar, quiso lanzar "un mensaje de tranquilidad" al alumnado que realizará estos días la ABAU en la comunidad gallega, asegurándoles que "el esfuerzo se verá recompensado".

Pomar ha señalado, al respecto del debate, que "a lo mejor" se trata de una cuestión de "unas notas de corte determinadas", y que más del 80 por ciento de los aspirantes aprueba la selectividad.

Contador

Para leer más