Actualizado 10/09/2017 17:56 CET

Rodríguez defiende la actuación de la Xunta en relación al Pazo de Meirás y critica a quienes "sólo hacen declaraciones"

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 10 Sep. (EUROPA PRESS) -

   El conselleiro de Cultura, Educación e Ordenación Universitaria, Román Rodríguez, ha defendido este domingo la actuación de la Xunta en relación al Pazo de Meirás y ha criticado a aquellas administraciones y formaciones políticas que "sólo hacen declaraciones".

   Tras las críticas del alcalde de Sada, Benito Portela, el titular del departamento de Cultura de la Xunta ha subrayado que el regidor es el representante de una administración y que, como tal, le pide que "además de hacer declaraciones tome algún tipo de acuerdo".

   "No estamos viendo que se adopten impulsos administrativos o que se abran expedientes sobre lo que están diciendo", ha remarcado el conselleiro de Cultura en alusión al alcalde de Sada y a otros políticos que han criticado la actuación de la Xunta.

   A continuación, ha hecho hincapié en que "no conviene distraerse de lo importante". "La Xunta está claramente actuando y otras administraciones y formaciones políticas sólo hacen declaraciones", ha denunciado, para luego pedirles a éstas "sensatez y prudencia".

   Sobre la situación del Pazo de Mirás, Rodríguez ha recordado que, en este momento, se han abierto dos expedientes con la familia Franco. "Uno del que ya tenemos una primera resolución, una sanción de 4.500 euros por incumplimiento de sus deberes en la apertura del pazo, obviamente esta comunicado a la familia y es recurrible; [...] y un segundo expediente que se vincula a un anuncio de la familia de que no iba a abrir el pazo por razones de seguridad", ha narrado.

   En este último caso, ha continuado, la Xunta abrió de manera "inmediata" unas diligencias informativas para, posteriormente, también poner en marcha un expediente y "fijar lo que es lógico". "En un Estado democrático todos tenemos unos derechos y obligaciones, y un propietario privado de un BIC (Bien de Interés Cultural) tiene una obligación: garantizar la apertura cuatro días al mes del bien a los visitantes que lo deseen", ha zanjado.