Sindicatos del metal convocan huelga indefinida en toda la jornada a partir del lunes y siguen dispuestos a negociar

Actualizado 19/06/2009 17:38:58 CET

Sindicatos del metal convocan huelga indefinida en toda la jornada a partir del lunes y siguen dispuestos a negociar

Actualizado 19/06/2009 17:38:58 CET

Confían en que el acuerdo esté próximo aunque CIG advierte de que deberá incluir la regulación de contratación en el naval

VIGO, 19 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los sindicatos del sector metalúrgico han convocado de nuevo huelga para toda la jornada a partir del lunes --con carácter indefinido-- al tiempo que han asegurado mantener su disposición a negociar el convenio colectivo para la provincia de Pontevedra "los días y horas que haga falta".

Los trabajadores, que hoy mantienen su día número 13 de huelga, con paros parciales de cuatro horas de duración, se movilizaron hoy por las principales calles del centro de la ciudad y celebraron una asamblea en la Praza do Rei, donde el representante de la CIG, Miguel Anxo Malvido, y el de CC.OO., Ramón Sarmiento, anunciaron que la huelga volverá a ser de ocho horas a partir del lunes. Representantes de la patronal, reclamaron precisamente hoy a los sindicatos el fin de las movilizaciones.

Asimismo, la CIG ha convocado una huelga general para todo el sector metalúrgico de la provincia para el próximo jueves --que incluiría a las empresas que tienen convenio propio, como es el caso de la factoría de PSA Peugeot Citroën-- a la espera de que se pronuncien las demás centrales sindicales que participan en la comisión negociadora (UGT y CC.OO.).

En todo caso, el portavoz de CC.OO. se desmarcó de la propuesta de huelga para todo el sector. En la asamblea celebrada hoy, consideró la huelga general en el sector como "un medio" al que acudir en caso de ser "necesario o imprescindible", aclarando que no es "un fin". Así, afirmó que las encargadas de decidir sobre esta convocatoria serán las asambleas de trabajadores.

Los trabajadores del metal han mantenido varios días de huelga durante toda la jornada en las últimas semanas, aunque en los últimos días pasaron a realizar paros parciales, de cuatro horas. Así, con la nueva convocatoria anunciada hoy, vuelven a retomarse los paros de 8 horas.

NEGOCIACIONES

No obstante, el representante de CIG, Antolín Alcántara, confió en "no llegar al jueves" en huelga --cuando está prevista con carácter general del sector--, con vistas a la posibilidad que esté próximo el acuerdo con los empresarios sobre el convenio colectivo.

Alcántara criticó la postura que mantiene la patronal, a su juicio "suicida y esquizofrénica" puesto que "está capitalizando unas pérdidas enormes" debido a la huelga, y aseguró que con esas cantidades de dinero podrían afrontar salarios para "15 años".

Asimismo, lamentó que se estén poniendo en peligro puestos de trabajo en los astilleros --donde trabajan empleados de empresas auxiliares que se rigen por el convenio provincial-- y destacó que los propios astilleros han pedido a las patronales del metal "que fuercen un acuerdo". El sindicalista culpó "algunos empresarios" de la Asociación de Industriales Metalúrgicos de Galicia (Asime --una de las patronales que negocia el convenio--) de estar "bloqueando" la posibilidad cerrar el pacto.

Los sindicatos manifestaron su voluntad de negociar para intentar llegar a un acuerdo y, en ese sentido, Ramón Sarmiento pidió un "acuerdo ya" y aseguró mantenerse "a la expectativa" por si pudieran ser convocados "viernes, sábado y domingo". En este sentido se pronunció el portavoz de la patronal, Enrique Mallón, tras una reunión con la conselleira de Traballo, Beatriz Mato, en la que avanzó que tendrán contactos el fin de semana para intentar un acuerdo a partir del lunes.

Asimismo, afirmó que "si alguien tiene excusas para alargar el conflicto, que se quite la careta", al tiempo que afirmó que "la patronal no se puede permitir que sus representantes estén en clave política".

Por su parte, Miguel Anxo Malvido advirtió que, para la CIG, además de los dos puntos de jornada laboral y salarios, la regulación de la contratación en el sector naval será una condición "sine qua non" para firmar un preacuerdo.