Río deja de recoger leche en 22 granjas

Actualizado 27/06/2015 15:01:21 CET

   Apuesta por una movilización unitaria de todo el sector lácteo, ante la "falta de liderazgo" e "inoperancia" de la Xunta

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

   El Sindicato Labrego Galego (SLG) ha asegurado este sábado que Leche Río es una de las industrias "menos rigurosas" en lo que a los parámetros de calidad respecta. Es más, ha precisado que Leche Río "ha hecho muchas chafalladas" con el asunto de las calidades.

   En concreto, el SLG se ha pronunciado de esta forma después de que esta industria dejara de recoger leche en 22 explotaciones lácteas de las zonas de Curtis y Terra Chá alegando un incumplimiento de los estándares mínimos de calidad.

   Para Xosé Ramón Cendán, miembro de la ejecutiva del SLG, Leche Río podría haber tomado dicha decisión para "bajar" los precios. De hecho, ha explicado que no sería "la primera vez". "Río es de las (industrias) menos rigurosas en el tema de calidad históricamente", ha asegurado, para luego añadir que "no es fiable" que dicha empresa utilice el argumento de la calidad.

   De este asunto también ha opinado la secretaria xeral del SLG, Isabel Vilalba, quien ha subrayado que algunas empresas utilizan los parámetros de calidad como "excusa", "algunas veces para bajar los precios". Esta situación, a juicio de Vilalba, supone una "indefensión total" para los productores lácteos.

   Preguntada por el número total de afectados tras la decisión de Leche Río, Vilalba ha confesado que, desde el SLG, no se conoce el "alcance real". Con todo, sí tiene detectado casos en Cospeito (Lugo) y Teixeiro (A Coruña).

"ESTRATEGIA" PARA "DESMORONAR" EL SECTOR

   Por su parte, Cendán ha sido cuestionado acerca de la repentina decisión de Leche Río de dejar de recoger leche en estas 22 explotaciones. En su opinión, se trata de una "estrategia" para "desmoronar y reducir" el sector lácteo gallego, desde el punto de vista "político" y "empresarial". De hecho, ha señalado que, de no ser así, "no tendrían sentido los silencios que hay".

   Para Vilalba, esta repentina decisión es un "intento" de "sumir en el caos" al sector lácteo gallego. Es más, Cendán ha lamentado que, mientras en Europa se está produciendo una "diversificación" de productos en lo que a la leche se refiere, en Galicia se hace "lo contrario". "Somos don nadie", ha subrayado en relación al "valor añadido" del producto.

   Preguntados por si, desde el SLG, se ha valorado interponer una denuncia por el asunto de Leche Río, la secretaria xeral del SLG ha confesado que se trata de un "tema complicado". Y es que ha indicado que las sanciones a la industria acaban repercutiendo "negativamente" a los productores. "Pagamos la multa nosotros", ha subrayado.

   Cuestionados por qué solución les quedaría a las explotaciones en las que Leche Río ha dejado de recoger leche, han indicado que, de momento, "no tienen nada", pero han vaticinado, de manera irónica, que vendrán algunos "salvadores" a ofrecerles 16 o 17 céntimos por "leche en polvo".

"INOPERANCIA" DE LA XUNTA

   Así las cosas, el SLG ha apostado por una movilización unitaria de todo el sector lácteo, ante la "falta de liderazgo" e "inoperancia" de la Xunta. "Pensamos que es un error sacar las siglas de alguien por encima de un problema global", ha alertado Vilalba.

   Por su parte, Cendán ha hecho hincapié en que "nunca" hubo "tal falta de liderazgo", en lo que al sector lácteo se refiere, como en la actualidad. "Ni con Albor, ni con Fraga, ni con Laxe, ni con Touriño", ha zanjado.

   De hecho, ha asegurado que el Gobierno de la Xunta está "totalmente desaparecido" y "pasota", ante la "discriminación evidente" del sector lácteo gallego, cuyo movimiento económico es "brutal". Por ello, el SLG ha lanzado al Gobierno gallego el "reto" de "asumir ese liderazgo".

PRECIOS

   Cendán ha hecho hincapié en que "no es posible vivir" con precios de 17, 18, 19 y 20 céntimos: "Y una mayoría de explotaciones alrededor de 25, 26, 27 y 28 céntimos". Por ello, a pesar de apostar por un "precio justo" para el consumidor, ha defendido que los precios tienen que cubrir los costes de produciión. "Y no los cubren", ha apostillado.

   Asimismo, ha indicado que las explotaciones que están siendo penalizadas hacen "pastoreo" y ofrecen un producto "más digerible" para el ser humano. En cambio, ha lamentado que el problema se encuentre en que "no entran" en "cánones de compraventa" en los que sí entran otras.

   Por su parte, Vilalba ha denunciado que la industrialización de las granjas conduce a la desaparición de "miles" de granjas familiares, lo que ve una "situación absolutamente caótica".

Para leer más