Soria garantiza la competitividad de Alcoa a partir del 1 de enero pero la empresa advierte "trabajo por delante"

El ministro de Industria en la planta luguesa de Alcoa
EUROPA PRESS
Actualizado 02/10/2012 18:08:51 CET

Guerra celebra una "magnífica noticia" frente a la opinión del comité de empresa, que esperaba un anuncio "un poquito más detallado"

CERVO (LUGO), 2 Oct. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Industria, José Manuel Soria, ha comprometido que el 1 de enero de 2013 habrá "un sistema" que servirá para garantizar la competitividad de las seis plantas españolas de la empresa estadounidense de producción de aluminio Alcoa. "Al menos en lo que afecta a los costes de energía eléctrica", ha proclamado.

El ministro Soria ha destacado esto en declaraciones a los medios de comunicación después de reunirse con responsables de la compañía y del comité de empresa, y antes de visitar las instalaciones de la planta de San Cibrao, en el Ayuntamiento de Cervo (Lugo).

Por su parte, el presidente de Alcoa en España, José Ramón Camino, ha resaltado que todavía queda "trabajo por delante" y un marco regulador que facilite la viabilidad de la empresa, aunque ha mostrado "confianza" en que ese "camino que queda por recorrer" llegará a "un final feliz" con la ayuda de las instituciones.

Junto a ellos, el conselleiro de Economía e Industria, Javier Guerra, ha agradecido el compromiso del ministro en nombre del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo --que este martes se encuentra en Madrid en la Conferencia de Presidentes--, y ha subrayado que se trata de "una magnífica noticia" para las fábricas y para los trabajadores.

Menos esperanzado ha estado al término del encuentro el presidente del comité de empresa de Alcoa en San Cibrao, José Luis Combarro, quien ha llamado la atención sobre que se esperaba "algo un poquito más detallado" de la cita con José Manuel Soria, pese a reconocer que, ahora que el futuro de la firma ha llegado a un "nivel máximo", "tendrán que buscar una solución".

"FIRME, INEQUÍVOCO, CLARO Y ROTUNDO"

El titular de Industria ha hecho hincapié ante los periodistas en que su desplazamiento a A Coruña y San Cibrao responde al objetivo de transmitir a la dirección y a la plantilla "el compromiso firme, inequívoco, claro y rotundo del Gobierno" para que Alcoa y el conjunto de grandes consumidores industriales de energía de España "puedan seguir siendo competitivos y puedan seguir apostando por la economía española como lugar de localización de sus inversiones".

También ha incidido en que su departamento trabaja "conjuntamente" con la Xunta de Galicia, con el jefe del Ejecutivo gallego y con el responsable de Economía e Industria. De hecho, ha vinculado con las gestiones de ambos mandatarios el hecho de que finalmente el Estado mantuviese un fondo de 550 millones de euros para financiar el mecanismo de 'interrumpiblidad', que permite cortar el suministro eléctrico a determinadas sociedades a cambio de bonificaciones.

No obstante, más allá de garantizar que la competitividad "pueda seguir siendo, al menos en lo que afecta a los costes de energía eléctrica, exactamente la misma que existe en estos momentos" comenzado 2013, Soria ha eludido concretar en qué consistirá dicho "sistema".

Así, a preguntas de los medios, el ministro ha respondido que la concreción es en "lo que se está trabajando en estos momentos" y ha aludido a que "finalmente la interrumpibilidad no se ha tocado" como método para que los grandes consumidores industriales, entre ellos Alcoa, puedan "seguir siendo más competitivos frente a quienes producen las mismas cosas fuera de España".

Éste, ha dicho, "es un compromiso que no tiene tiempo". No es temporal sino "a medio, largo plazo", ha argumentado ante las cuestiones de los periodistas, a quienes ha señalado que "se trata de que las soluciones que se den a las empresas industriales sean marco de certidumbre, seguridad y confianza".

Y, ya por último, el dirigente canario ha circunscrito esta tarea en el "profundo debate" existente en Europa "para frenar" el proceso de desindustrialización "y generar todo lo contrario: localizaciones adicionales de industrias".

"TODAVÍA NO ESTAMOS AHÍ"

Tras Soria y después de que se pronunciase el conselleiro Guerra ha tomado la palabra el presidente de Alcoa en España, José Ramón Camino, quien ha valorado la visita y el apoyo "sistemático" de Núñez Feijó a la firma estadounidense. El acto de este martes, ha opinado, es "un reflejo del esfuerzo" de los Gobiernos central y autonómico por apoyar a Alcoa.

"Es verdad que todavía no estamos ahí, pero estamos trabajando", ha apuntado Camino, antes de indicar que "queda un camino que recorrer" y advertir que va a ser "duro y difícil". Con todo, se ha mostrado confiado en que pueda tener "un final feliz" para, de este modo, estar en disposición de "anunciarlo oficialmente".

De esta forma, el presidente de la empresa en España ha subrayado que, "de momento" queda "trabajo por delante" y ha considerado que el acto de este martes supone "un mensaje importante" para clientes y empleados de Alcoa. "Estamos en el camino correcto y el reto que tenemos es completarlo en tiempo y forma", ha abundado.

"Lo que todos buscamos", ha finalizado José Ramón Camino, "es un marco regulatorio que dé estabilidad, seguridad y permita conseguir una energía competitiva". "Hace falta ese marco regulador. Es un tema que todavía no está hecho. Se están dando los pasos adecuados pero todavía no está hecho", ha enfatizado.

"UNA MAGNÍFICA NOTICIA"

Entre tanto, previamente, el conselleiro Javier Guerra ha agradecido "la sensibilidad" del ministro de Industria por "el compromiso rotundo del Gobierno de España" para con la competitividad de esta planta.

Sobre el anuncio realizado anteriormente por Soria, ha concluido que "quiere decir que garantiza la competitividad de toda la industria en esta comarca" y ha celebrado que "se garantiza que pueda seguir compitiendo en condiciones de igualdad". El futuro de Alcoa, ha agregado, "no va a depender del coste de la energía" ni tiene "un plazo" en lo que concierne al Gobierno.

Posteriormente, Guerra ha precisado que "hay dos partes en este problema" y ha destacado que "un tema era la interrumpibilidad, y el ministro se ha comprometido a que ese factor ya no va a jugar". "Hay otra parte que tiene que ver con otros costes de la energía. Ese es el que falta por acordar. El compromiso es que eso esté listo antes del 1 de enero que es cuando empieza o tendría que empezar el nuevo contrato de Alcoa", ha explicado.

"SEGUIMOS IGUAL"

Sobre esto mismo ha llamado la atención el presidente del comité de empresa de Alcoa en San Cibrao, José Luis Combarro, quien no ha dudado de que existe "un compromiso por parte del ministerio en establecer ese acuerdo con la compañía que facilite su continuidad" pero ha lamentado que este martes no se hablase de soluciones inminentes.

"De alguna manera seguimos igual. Sí hay un compromiso, pero desde el mes de mayo todos nos dicen lo mismo", ha evidenciado. Así las cosas, ha apelado a que "ahora que --el futuro de Alcoa-- está en este nivel máximo, tendrán que buscar una solución".

Tras felicitarse por la "paralización" de "esa amenaza de plazos" fijado para el próximo 5 de octubre y el mantenimiento del fondo para la 'interrumpibilidad', Combarro ha llamado a lograr, "más que una nueva tarifa", un acuerdo entre Gobierno y Alcoa "dentro del marco energético", en el que deberían tenerse en cuenta, ha dicho, cuestiones como los peajes de acceso y los pagos por emisiones de dióxido de carbono, entre otras.