Unanimidad en la Cámara para pedir a la Xunta un equipo para lesionados medulares en el nuevo hospital de Vigo

Actualizado 05/07/2015 9:50:04 CET

El PP solicita la incorporación al sistema público de salud del nuevo fármaco contra la hepatitis C, cuyo coste es de 60.000 euros

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 10 Sep. (EUROPA PRESS) -

Todos los grupos con representación en el arco parlamentario gallego han sumado este miércoles sus votos para pedir a la Xunta que cree un equipo multidisciplinar de atención a los lesionados medulares en las instalaciones del nuevo hospital de Vigo.

Se trata de una propuesta del PPdeG, que ha defendido ante el pleno Miguel Santalices, pero que ha recibido aportaciones de BNG, AGE y PSdeG para su enriquecimiento. De hecho, las diputadas de la oposición que intervinieron en el debate afearon el escaso contenido que tenía su propuesta.

De entrada, Santalices pedía al Gobierno gallego recopilar los datos actuales de los lesionados medulares y su localización geográfica y "valorar la posibilidad" de realizar su seguimiento en el lugar "más próximo a su domicilio".

A instancias del Bloque, se ha añadido la solicitud de que el nuevo hospital Álvaro Cunqueiro cuente con un equipo multidisciplinar para la atención a este tipo de pacientes; mientras que AGE ha introducido el matiz de que debe contar con "personal suficiente" para garantizar en Vigo "al menos, el mismo tratamiento" que en Complexo Hospitalario Universitario A Coruña (Chuac).

Por su parte, el PSOE ha incidido en que la zona Sur de Galicia debe contar con un equipo "adecuado" para "garantizar la continuidad de los cuidados que requieren los pacientes con lesión medular crónica". Además, ha demandado "disponer los recursos necesarios" para "prestar de forma continuada" los cuidados "más básicos" para todo tipo de lesionados medulares en el punto más próximo a su domicilio "y siempre dentro del sistema público".

HEPATITIS C

Pese a este acuerdo en materia sanitaria, el coportavoz del Grupo Socialista en este ámbito, Pachi Vázquez, no ha logrado el visto bueno del PP para pedir la incorporación al sistema público de salud del nuevo fármaco contra la hepatitis C, del que se beneficiarían 60.000 gallegos.

Como ha explicado, se trata de una patología con una "gran incidencia" y a la que el nuevo tratamiento da "una luz de esperanza", pues su índice de curación alcanza el 90 por ciento. Sin embargo, su precio "casi imposible", de 60.000 euros, dificulta su acceso.

De hecho, al margen del debate parlamentario, ha pedido a los diputados presentes en el hemiciclo que firmen un documento para instar a la empresa farmacéutica que lo comercializa que ponga fin a sus prácticas "especuladoras".

Con el socialista han coincidido Montse Prado (BNG) y Eva Solla (AGE), que han lamentado esa política de precios y que no se tomen medidas habiendo vidas humanas en riesgo. Sin embargo, Aurelio Núñez Centeno (PP), ha apelado a "ser cautos" con el citado tratamiento y ha recordado que el Ministerio de Sanidad ya está trabajando para "lograr un precio justo".

Además, ha propuesto que se suministre a aquellos pacientes cuyo especialista lo requiera siempre que se enmarque dentro de los casos autorizados por las agencias españolas y europeas del medicamento. Sin embargo, Vázquez ha pedido que se deje en manos del criterio del médico correspondiente, pues no pueden seguirse "criterios economicistas" ante la salud de los pacientes.