Las víctimas lamentan la marcha de Aláez pero confían en que "deje encarrilada" la instrucción

Publicado 25/02/2014 21:34:22CET
Portavoz de la Asociación de Perjudicados por el Alvia, Cristóbal González
EUROPA PRESS

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 25 Feb. (EUROPA PRESS) -

Las dos asociaciones de víctimas constituidas tras el accidente del Alvia en el que fallecieron 79 personas el pasado 24 de julio en Angrois, en Santiago, han lamentado este martes la resolución del concurso de plazas por el cual al juez instructor del siniestro, Luis Aláez, le ha sido adjudicada una plaza en el Juzgado de lo Penal número 1 de la capital gallega.

Con todo, los portavoces de ambas asociaciones han reconocido su "derecho" y han afirmado, consultados por Europa Press, comprender la decisión "personal" del magistrado.

Por parte de Apafas, la Asociación de Perjudicados por el Accidente Ferroviario del Alvia, Cristóbal González, que se reunió hace una semana en Compostela con Aláez, ha abogado por ser "optimista" y por pensar que el juez dejará "encarrilada" la instrucción.

A este respecto, se ha referido al hecho de que haya llamado a declarar como testigos, el próximo 7 de marzo, a tres trabajadores de Renfe --un jefe de maquinistas, su superior y un responsable del área de seguridad--, para, a continuación, destacar que espera que, tras esa fecha, "puedan aparecer nuevas imputaciones que volverían a retomar lo que en su día se había hecho y que la Audiencia Provincial retrocedió" --en referencia a la imputación de 22 cargos de Adif, el administrador de infraestructuras ferroviarias--.

González ha valorado que mientras no entre un nuevo titular, Luis Aláez seguirá con la investigación y, aunque ha reconocido que no le satisface la noticia, ha agregado que "no queda otra que respetar esa decisión" y ese "deseo personal y familiar del juez".

Aunque ha expresado el temor sobre que la llegada de un nuevo magistrado "podría perjudicar" al interés de las víctimas, ha confrontado que "a lo mejor" se llevan "la sorpresa de que el que entre dé unos resultados que sean bastante satisfactorios para el caso". "Preferiríamos que se quedase", ha incidido.

"UNA PENA"

Por su parte, Teresa Gómez-Limón, de la Plataforma Víctimas Alvia 01455, ha asegurado que es "una pena". "Lo sentimos mucho", ha resaltado, tras conocer la adjudicación de la plaza a Aláez.

En este sentido, ha recordado que la plataforma escribió al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) pidiendo "dejar al juez" y prolongar su tiempo en el actual juzgado "hasta que terminara la instrucción". "Tener tres o dos instructores es un horror. Aunque es su derecho. Pero la instrucción durará por lo menos dos años. Lo comprendo pero lo estaba haciendo muy bien. Es una pena", ha opinado.