Las Letras de 2016, entre Xela Arias, Carballo Calero y Manuel María

Actualizado 26/06/2015 14:32:12 CET
Plenario de la RAG este domingo en Pontevedra con motivo de las Letras Galegas
Foto: EUROPA PRESS

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

   Xela Arias Castaño, Ricardo Carballo Calero y Manuel María serán los candidatos entre los que el pleno de la Real Academia Galega decidirá al homenajeado en el Día das letras Galegas 2016.

   La institución académica ha desvelado las candidaturas que han conseguido los avales este viernes y ha anunciado que el plenario se reunirá el próximo 4 de julio para tomar una decisión sobre la figura a la que dedicará las Letras del próximo año, y que se hará pública ese mismo día.

   Estas tres figuras ya han sido candidatas durante el proceso del que resultó elegido Xosé Filgueira Valverde como homenajeado de 2015, y que suscitó cierta polémica entre un sector de la sociedad gallega.

   La trayectoria de Xela Arias Castaño (1962-2003), fallecida con solo 41 años de edad, estuvo marcada por su obra poética y traductora, formando parte del primer equipo de Edicións Xerais. De sus textos y publicaciones, destaca la edición de su poemario 'Tigres coma cabalos', una obra que generó impacto en el panorama literario gallego en el año 1990.

   El ferrolano Ricardo Carballo Calero (1910-1990) destacó, por su parte, por su carácter polifacético. Licenciado en Derecho y en Filosofía y Letras, primer catedrático de Lingüística y Literatura Gallega de la USC, secretario del Seminario de Estudos Galegos y defensor del reintegracionismo, estuvo dedicado tanto al ensayo, como a la narrativa, la poesía o el teatro.

   Por su parte, la vida de Manuel María (1929-2004) se caracterizó tanto por una extensa obra poética como por su profundo compromiso político con el nacionalismo gallego y la recuperación de la cultura gallega en al clandestinidad, durante el franquismo. Los temas de sus textos abordan desde la voz existencialista y el amor, hasta el compromiso social y político. Fue colaborador de Burla Negra y la Plataforma Nunca Máis tras la catástrofe del Prestige.