Xunta cree que el lácteo tiene "un problema de ajuste" y cifra en 650 los millones que destinará hasta 2020

Actualizado 04/08/2015 20:24:11 CET

La oposición llama la atención sobre la "gravísima" situación del sector y acusa a Rosa Quintana de estar de "brazos cruzados"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 4 Ago. (EUROPA PRESS) -

La conselleira do Medio Rural, Rosa Quintana, ha asegurado este martes que la situación por la que pasa el sector lácteo gallego se debe a "un problema de ajuste entre la oferta y la demanda de leche" que se reproduce a nivel mundial, una situación ante la que ha comprometido el apoyo de la Xunta, que destinará con horizonte 2020 casi 650 millones de euros a distintas iniciativas relacionadas con el sector.

Quintana, que ha comparecido a petición propia en el Pleno Extraordinario que ha acogido el Parlamento gallego, ha asegurado que la situación de precio de la leche en Galicia se enmarca en una "caída generalizada de los precios de la leche a nivel mundial", que entronca con una "subida generalizada de la producción".

Según la conselleira, en países como Estados Unidos, uno de los mayores consumidores mundiales de productos lácteos, "se está desechando leche", una situación mundial que provoca un "problema de desajuste entre oferta y demanda de precios".

"Nadie niega que atravesamos un momento de desajuste y adaptación de la oferta y de la demanda y, por tanto, del precio", ha explicado Quintana, quien, no obstante, ha asegurado que la producción en la Comunidad es la más elevada de la serie histórica y que el 56 por ciento de la leche de Galicia se está cobrando a 29,81 céntimos por litro.

En este sentido, ha admitido que la "situación es dura", aunque no más que en agosto del año 2012, cuando los precios de la leche en Galicia eran similares, pero los costes de producción "eran 20 puntos porcentuales más altos que ahora".

INVERSIÓN

La responsable de Medio Rural ha indicado que, "entre lo ya pagado y lo que está previsto pagar a corto plazo" al sector suman cerca de 150 millones de euros invertidos, de los que 95 millones fueron ayudas directas a las explotaciones -una media de 9.845 euros por explotación--.

A estos fondos, la conselleira ha sumado las aportaciones previstas en el Programa de Desarrollo Rural (PDR), que supondría una inyección de 500 millones de euros con horizonte 2020 para modernización de explotaciones, agricultura ecológica, organizaciones de productores y promoción de calidad diferenciada, entre otros elementos.

Rosa Quintana ha reivindicado que, desde 2009, la Xunta ha adoptado medidas para mejorar la competitividad de las explotaciones, su capacidad financiera y de liquidez, así como su estructura comercial.

En esta línea, el Gobierno autonómico ha trabajado en la mejora de la base territorial de las explotaciones a través de las leyes de Movilidad de Tierras y Mejora de la Estructura Territorial Agraria. Con el objetivo de mejorar la capacidad financiera y de liquidez, la Xunta publicó también el decreto que regula el reconocimiento y registro de las Organizaciones de Productores y apuesta por los proyectos de integración productiva y transformadora.

El Ministerio de Agricultura, ha recordado Quintana, aprobó desde 2012 tres reales decretos para completar la regulación de la Ley de Medidas para Mejorar el Funcionamiento de la Cadena Alimentaria, normas que constituyen el marco reglamentario para hacer firme la obligación de contratos con precio fijado y plazo de cobro.

20 MEDIDAS

A modo de resumen, Rosa Quintana ha asegurado que en total son más de 20 las medidas o bloques de medidas en las que la Xunta y el Gobierno central trabajan para "sacar adelante al sector".

Entre las medidas a corto plazo, la conselleira ha destacado la necesidad de obtención de liquidez de las explotaciones, con la agilización de los trámites de los pagos de la PAC para la modernización y la incorporación de jóvenes, que supondrá en breve una inyección de 20 millones de euros; anticipos de ayudas o convenios para favorecer la concesión de préstamos o adelantos en condiciones ventajosas.

En el campo de la liquidez, Quintana ha anunciado que próximamente se publicará una orden de ayudas para alcanzar una moratoria de dos años de los préstamos concedidos a los ganaderos a interés cero, que tendrá 1.100 beneficiarios potenciales. A mayores, Medio Rural y Economía permitirán el acceso a 10 millones de euros de capital circulante para las explotaciones lácteas en dos vías, refinanciando pasivos bancarios mediante préstamos de hasta siete años o accediendo a circulante nuevo a través de préstamos de hasta tres años.

Por otra parte, la conselleira ha apostado por la promoción del consumo y la puesta en valor del producto, con medidas como la "inminente" puesta en marcha de una campaña del sello de calidad 'Galega 100%' y la promoción del consumo de leche entre los niños.

SUBIDA DE PRECIOS

En sus turnos de réplica, los grupos de la oposición han acusado a la conselleira de estar "de brazos cruzados" ante la problemática "grave" del sector lácteo y han reclamado una subida de precios que permita a los ganaderos cubrir costes de producción y hacer rentables las explotaciones.

"Yo la acuso de estar de brazos cruzados este último año con respecto al sector lácteo", ha indicado, durante su intervención, el diputado socialista Pablo García, que ha pedido a la Xunta que se pronuncie sobre el precio justo al que deberían cobrar la leche los ganaderos gallegos y ha reclamado más implicación ante un "problema gravísimo" del sector.

Por su parte, el diputado de AGE Antón Sánchez ha asegurado que un 30 por ciento de las explotaciones lácteas gallegas están "cobrando precios que no llegan, ni de lejos, a cubrir los costes de producción" y se encuentran "en peligro de cerrar". Asimismo, ha reprochado a la conselleira que haya acudido al Parlamento a "decir un vademécum" de medidas pero "no las soluciones" para la "situación límite" que viven las explotaciones.

En la misma línea, Tereixa Paz, del BNG, ha asegurado que el "principal problema" del sector lácteo gallego es "el precio" y ha denunciado que se están produciendo "chantajes" a explotaciones, a las que "amenazan" con "no recoger" la leche si no bajan precios pactados. Así, ha acusado a Quintana de estar "al lado de quien está intentando destruir el sector lácteo" y le ha advertido de que "tendrá que escoger" bando.

La diputada de Grupo Mixto Carmen Iglesias ha pedido una "subida urgente" de los precios de recogida de la leche y ha apostado por poner en marcha desde la Xunta programas de "recuperación del consumo" tras la "mala imagen" que ha tenido la leche en los últimos años y su competencia con derivados de la soja u otros productos.

Finalmente, la diputada popular Isabel García Pacín ha elogiado las medidas desgranadas por la conselleira y ha asegurado que el Gobierno está "apostando no sólo por el sector lácteo", sino "por todas las industrias productivas del rural gallego".