Actualizado 08/08/2012 20:17 CET

La Xunta insiste en que "no puede ayudar" a Os Blancos (Ourense) hasta que reciba el "informe real" de sus cuentas

El alcalde, pendiente de hablar con miembros del Ejecutivo autonómico, está dispuesto a enviar más información si es "necesaria"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 8 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno gallego ha recibido la petición aprobada por el pleno del Ayuntamiento de Os Blancos (Ourense) a mediados del mes pasado de que asuma algunos servicios municipales, pero insiste en que "no puede ayudar" hasta que no reciba la documentación que ha demandado al Consistorio, empezando por un "informe real" de sus cuentas.

Fuentes de la Consellería de Presidencia, Administracións Públicas e Xustiza han asegurado a Europa Press que, si bien han recibido el acuerdo del pleno en el que Os Blancos demanda la dispensación de servicios --como el alumbrado público-- por importe de unos 100.000 euros, así como "un resumen por presupuesto", no tienen noticias de la información concreta que se demandó al Consistorio.

Mediante carta y por teléfono, miembros del departamento que dirige Alfonso Rueda han explicado al regidor, José Manuel Castro (de Alternativa Popular Galega), que el Ayuntamiento de Os Blancos debe enviar a la Xunta "el informe real de las cuentas y las medidas que se van a adoptar para restablecer el equilibrio económico-financiero".

Esta documentación, aseguran fuentes de Presidencia, "no se ha recibido" en San Caetano y sin ella, han agregado, "no se pueden poner en marcha mecanismos de colaboración" que puedan beneficiar al municipio ourensano.

"QUE LA XUNTA SE IMPLIQUE"

Por su parte, en declaraciones a Europa Press, el alcalde ha asegurado que él entiende que la información enviada a la Xunta es la que se le ha pedido, pero en todo caso, ha manifestado que en los próximos días prevé hablar con miembros de la Xunta "para saber si necesitan algo más".

Con una deuda superior a los 3 millones de euros, el Ayuntamiento de Os Blancos ha subido impuestos y establecido nuevas tasas, pero Castro sostiene que estos pasos "no son suficientes" y que es necesario que la Xunta "se implique".