Pesca.- La Cofradía de Pescadores de Ferrol denunciará a Pesca por un delito contra la salud pública

Actualizado 31/07/2006 20:41:44 CET

Anuncia movilizaciones para que se clarifiquen las zonas de marisqueo

FERROL, 31 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Cofradía de Pescadores y Mariscadores de Ferrol presentará el próximo viernes una denuncia contra la Consellería de Pesca por un delito contra la salud pública. Asimismo, anunció que llevarán a cabo movilizaciones para que se aclaren las zonas de marisqueo previstas en una directiva de la Unión Europa.

El patrón mayor de la cofradía ferrolana, Bernardo Bastida, criticó que toda España sea zona A, incluso zonas como la ría de Cádiz, mientras que el 90% de Galicia está clasificada como zona C. Una denominación que provoca la necesidad de que el marisco extraído pase dos meses en aguas sin contaminar --zona B-- antes de pasar por la depuradora.

Bastida explicó que ese proceso es "imposible" de llevar a cabo con bivalvos como la almeja fina que se extrae en As Pías porque "moriría al trasladarla a aguas profundas".

Asimismo, aseguró que la zona C de As Pías --comprendida entre cabo Vilas y la zona sur de Maniños en el municipio de Fene-- está abierta al marisqueo por la Xunta y criticó el decomiso de 3.000 kilos de molusco llevado a cabo en la depuradora coruñesa por inspectores de Sanidade.

El patrón mayor ferrolano indicó que incluso, el director xeral de Recursos Mariños, Francisco Cortés, les había asegurado que existía una moratoria para la aplicación de las zonas aunque "ahora se desdice y asegura que no hay ninguna moratoria", censuró.

Ante esta situación, el patrón mayor anunció que mañana no habrá subasta de marisco en la lonja ferrolana "hasta que la Xunta no diga de forma rotunda que podemos hacerlo". Además, exigió responsabilidades tanto políticas como económicas a la Xunta y al Ayuntamiento "por la falta de depuración de las aguas".

En ese sentido, explicó que las mareas rojas periódicas por presencia de toxina no se deben a las condiciones naturales sino a la falta de depuración de aguas y tachó de "total dejadez a la Xunta".

Finalmente, la cofradía de Pescadores exigió también un compromiso por parte de la corporación municipal "puesto que están afectados 500 puestos de trabajo".