Actualizado 17/02/2007 17:58 CET

Pesca.- Lira-Carnota contará con una reserva pesquera para recuperar los ecosistemas y recursos dañados por el Prestige

La Cofradía de Lira espera que los resultados de la reserva pesquera de Os Miñarzos dé "su frutos" en dos años

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 17 Feb. (EUROPA PRESS) -

La considerada 'zona cero' durante la catástrofe del Prestige, Lira-Carnota, contará con una reserva pesquera, en la zona de 'Os Miñarzos', que supondrá la recuperación de los ecosistemas y recursos pesqueros gallegos afectados por la marea negra, así como por problemas crónicos de sobrepesca.

El secretario de la Cofradía de Lira, Emilio Louro, manifestó hoy su confianza en que la Reserva de pesca de 'Os Miñarzos' empiece a "dar sus frutos" en cuanto a recuperación de las especies con que trabajan en un plazo aproximado "de dos años".

En declaraciones a Europa Press, Louro explicó que este proyecto está actualmente pendiente del dictamen del Consello Consultivo de Galicia y calculó que, en circunstancias normales, su aprobación por parte del Consello da Xunta tendrá lugar antes de que finalice este mes.

Al respecto, señaló que esta iniciativa ya había sido planteada por los propios miembros de la cofradía, ante los problemas de sobreexplotación pesquera que sufría la zona de Lira (A Coruña), si bien recordó que el procedimiento se puso en marcha después de la catástrofe del 'Prestige', en 2002, "que situó a este municipio en la llamada 'zona cero'".

De esta forma, los miembros de la cofradía se propusieron encontrar una nueva herramienta para gestionar los recursos, siempre con la participación del sector. Para ello, en octubre de 2003 organizaron unas jornadas para analizar las ventajas e inconvenientes de las reservas marina.

A la cita acudieron, además de los propios implicados, científicos de la Universidad da Coruña, representantes de otras comunidades pesqueras con reserva marina y grupos medioambientalistas, que abordaron cuáles podían ser las ventajas e inconvenientes de esta fórmula de gestionar los recursos marinos.

Tras este encuentro, la asamblea de la cofradía decidió iniciar los trabajos para elaborar la propuesta, para lo cual se constituyó un grupo de trabajo en el que estuvieron representados todos los segmentos de flota y sectores del pósito. Así, el grupo diseñó la organización de la reserva, tanto en lo referido a su localización, extensión y normas de gestión.

Asimismo, de forma paralela se organizó un viaje a la reserva marina de El Hierro, en las Islas Canarias, donde los miembros del grupo de trabajo comprobaron 'in situ' las ventajas e inconvenientes de esta fórmula de gestión.

Una vez concluida la elaboración del proyecto, éste fue comunicado a los interesados y, finalmente, presentado en los registros de la Consellería de Pesca en septiembre de 2004. Ya en seno administrativo, se constituyó una mesa de trabajo con representantes del sector pesquero, la Administración y la universidad a fin de elaborar el borrador del decreto.

Las labores de esta mesa de trabajo concluyeron en octubre de 2006 y, en ese mismo mes, el presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, acudió a Lira para oficializar el inicio del proceso de constitución de la reserva, para el que ya sólo queda el trámite de aprobación definitiva del decreto.

PROS Y CONTRAS

Entre las ventajas que llevaron a esta cofradía a poner en marcha el proceso, Louro aludió a que, además de suponer la recuperación de zonas sobreexplotadas y mal gestionadas, implicará un "valor añadido" para los productos extraídos en la zona, ya que serán el resultado de un modelo "ecológico" y, por tanto, más sostenible.

Respecto a las posibles desventajas, se refirió al hecho de que las mayores restricciones de capturas acentúen el riesgo de furtivismo.

En cualquier caso, la iniciativa, desde su puesta en marcha, fue recabando apoyos desde distintos estratos sociales y económicos. Así, la agrupación ecologista Adena se encargó de evaluar y monitorizar los recursos de la zona, al tiempo que seguirá desarrollando talleres preparatorios en el sector en materia de gestión y, en una tercera fase, pondrá en marcha una campaña de divulgación y comunicación de sus peculiaridades. Asimismo, obtuvo financiación para el proyecto de la Obra Social de Caja Madrid y de Telefónica España.

Por otra parte, Emilio Louro destacó cómo "pocas iniciativas" relacionadas con el sector pesquero consiguen colocar "en el mismo barco" a organizaciones mediambientalistas, pescadores, científicos y administración.

Por ello, consideró que esta fórmula puede convertirse en un modelo para otras cofradías que se encuentren en una situación semejante y, de hecho, explicó que ya ha iniciado trámites para constituir una reserva la Cofradía de Cedeira, también en la provincia de A Coruña.