Actualizado 30/09/2008 21:07 CET

Pesca.- Los minoristas de la lonja de Ribeira amenazan con un paro si Pesca no incrementa la vigilancia en el recinto

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 30 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Asociación de minoristas de Ribeira exigió a la conselleira de Pesca, Carmen Gallego, una mayor presencia de agentes del Servizo de Gardacostas de Galicia en la lonja de esta localidad coruñesa para "controlar" el recinto portuario tras denunciar que los particulares sin autorización comercializan pescados y mariscos.

Los vendedores iniciarán un "paro general" el próximo día 8 que materializarán dejando de asistir a las subastas de la rula para que la sociedad y los medios de comunicación "conozcan las demandas del sector". En este sentido, destacaron que, después de la protesta de los armadores de Ribeira, los minoristas continúan con su misma "problemática" sin ver una "clara voluntad de solución".

La agrupación Bertorella aseguró que esta situación constituye un caso de competencia desleal para el colectivo de minoristas de la lonja cuya facturación en productos de bajura la sitúa entre las más importantes de la Unión Europea.

En un comunicado, los comerciantes de la rula de Ribeira destacaron que la presencia de particulares y personas ajenas a la actividad pesquera "dentro y fuera" de este recinto es "constante". También advirtieron de que su actividad genera una "clara inseguridad alimentaria" al no poder controlar el origen de las especies "que pueden ser dañinas para la salud".

Este colectivo confió en que la titular de Pesca adopte las "medidas oportunas" e acceda a dialogar con sus representantes.