Actualizado 08/02/2007 20:01 CET

Pesca.- Sorprenden a un grupo de ocho furtivos extranjeros en las concesiones marisqueras de A Illa de Arousa

A ILLA DE AROUSA, 8 Feb. (EUROPA PRESS) -

Vigilantes y marineros que controlan las concesiones marisqueras de la Illa de Arousa localizaron a un grupo de furtivos que estaban esquilmando sobre la una de la madrugada almeja de la concesión situada en A Canteira, en las proximidades del puente de acceso al municipio.

El grupo estaba integrado por ocho personas, cinco hombres y tres mujeres, según precisó a Europa Press el patrón mayor de la Cofradía de A Illa de Arousa, Benigno Chaves, quien aseguró que eran de "distintas nacionalidades, todos extranjeros, lo que nos sorprendió y mucho porque es la primera vez que vemos a personas que no son de aquí, furtivando", reconoció.

Chaves explicó que los ocho furtivos era adultos, aunque había algún joven. Además, indicó que había un ciudadano rumano, un brasileño "y el resto eran latinoamericanos, algunos procedían de Cuba y otros eran argentinos". Además, advirtió de que estaban "totalmente equipados" con sus "raños" y capachos, así como redes para llevarse el producto.

Una vez localizados, los vigilantes y los marineros que en ocasiones patrullan por las concesiones isleñas para identificar a los furtivos, alertaron a una patrulla de la Guardia Civil que se encargó de pedirles la documentación a cada uno de los extranjeros.

"Ahora se les abrirá el correspondiente expediente administrativo que realmente no sirve de nada", lamentó Chaves, quien advirtió de que "pueden volver a furtivar otro día, pero confío en que no vuelvan a esta zona porque yo no respondo de lo que pueda pasar", reconoció.

El patrón mayor explicó que en el momento de ser identificados por la Guardia Civil uno de ellos llevaba varias multas en el coche, "por lo que suponemos que no les importa afrontar un expediente administrativo, y después seguir actuando como furtivos", esgrimió.

A este grupo de ocho personas, la Guardia Civil les intervino 160 kilos de almeja "y no opusieron ninguna resistencia al ser cazados in fraganti", relató Chaves quién explicó que los furtivos no opusieron resistencia pero negaron que estaban esquilmando la zona, afirmando que estaban paseando, "a pesar de que iban preparados", recordó el patrón mayor.

ADVERTENCIA

Chaves sospecha que "alguien" les pudo informar de lo que hay en esa zona, "porque no es normal que fuesen allí directamente y estuviesen preparados con sus aparejos y ganchos para trabajar".

El patrón de A Illa reconoció que los ánimos entre marineros y mariscadores están "muy caldeados" y la gente está "muy cabreada". "No puede ser que estemos sembrando y gastando nuestro dinero en este trabajo, y que ahora vengan un grupo de personas y se lo lleven sin más", denunció.

La localización de este grupo causó malestar entre los mariscadores que están dispuestos a seguir patrullando para evitar que vuelvan los furtivos. Además, Chaves explicó que el hecho de que cuenten con una buena vigilancia, "no quita" que los socios patrullen por las zonas.