Pesca.- Villarino anima a las 'redeiras' a luchar contra el intrusismo, la precaridad y sus duras condiciones de trabajo

Actualizado 09/11/2007 20:12:51 CET

Este colectivo pide a la Administración más inspecciones ante una actividad ilegal del 65% que supone tarifas de dos euros por hora

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 9 Nov. (EUROPA PRESS) -

La presidenta del Parlamento de Galicia, Dolores Villarino, emplazó hoy a las 'redeiras' a luchar no sólo contra el "intrusismo, precariedad laboral y duras condiciones de trabajo" en las que desarrollan su actividad, "sino también contra las diferencias que siguen existiendo entre hombres y mujeres".

Este fue el llamamiento que realizó en la inauguración de la jornada 'As redeiras de Galicia por un emprego digno e de calidad' que este colectivo celebra hoy y mañana en Santiago de Compostela con el objeto de analizar la situación actual de esta actividad de reparación de artes de pesca que realizan en Galicia un millar de personas, de las que el 70% son mujeres.

Precisamente, Villarino hizo referencia al acuerdo para la mejora y dignificación de las condiciones sociolaborales de las 'redeiras', aprobado con el consenso de los tres grupos parlamentarios en la Cámara autonómica en noviembre de 2006. "Este acuerdo ofrece respaldo institucional a los redeiros y redeiras gallegas, recogiendo sus principales demandas", aseveró.

No obstante, el colectivo pide mayor implicación de la Administración, con el incremento de inspecciones, para hacer frente al "alto intrusismo" que registra esta profesión, "con un 65% de actividad ilegal" que lo realizan personas que están en situación ilegal, jubilados o personas que no cotizan, con lo que "pueden permitirse rebajar sus honorarios a incluso dos euros la hora".

Así lo denunció a Europa Press la presidenta de la Federación Galega de Redeiras Artesáns 'O Peirao', Evangelina Martínez Sotelo, quien denunció que es la propia industria naval la que se beneficia de estos precios "irrisorios" y encarga estos trabajos a personas que saben que están en situación ilegal y no cotizan. De este modo, reprobó que se den situaciones como que un arte que pude llevar tres horas "se está pagando a cuatro horas". "Es una barbaridad", sentenció.

Ante esta situación, Villarino animó a las redeiras a colaborar con la Administración para "mejorar" las condiciones laborales de las mujeres. "Tenéis por delante un camino difícil pero ilusionante para llegar a consolidar vuestro trabajo como alternativa laboral digna", les indicó la presidenta de la Cámara gallega, quien situó a la Federación Galega de Redeiras Artesán como elemento destinado a "cohesionar" el sector y canalizar el diálogo con la Administración.