Publicado 05/09/2013 20:59CET

Pescanova afronta la próxima semana una junta decisiva con un 'agujero patrimonial' de 1.667 millones

MADRID, 5 Sep. (EUROPA PRESS) -

Pescanova afrontará la próxima semana una junta general extraordinaria decisiva, tras trascender que el 'agujero patrimonial', de 1.667 millones de euros, es superior al estimado inicialmente, y que cuenta con una deuda de más de 3.674 millones de euros, según el informe concursal de Deloitte al que tuvo acceso Europa Press.

En concreto, dichas cifras distan de las que figuran en la auditoría forense realizada por KPMG al incluir otros criterios contables.

Así, el 'agujero patrimonial' de la compañía contemplado en el informe concursal, que Deloitte ya ha entregado al juez, es un 72,5% superior al de 927 millones cuantificado en el análisis forense, mientras que la cifra de deuda es un 12% superior a los 3.281 estimados por KPMG.

De acuerdo con el informe de Deloitte, la masa activa se sitúa en 2.007 millones de euros, y en lo relativo a los créditos concursales, los ordinarios ascienden a 2.183,59 millones, el crédito contingente ordinario a 673,45 millones, los créditos subordinados a 445,01 millones, los créditos con privilegio especial a 157,58 millones, los créditos contingentes subordinados a 141,07 millones, los contingentes privilegiados a 32,22 millones y los créditos con privilegio general a 11,71 millones.

El total de deuda con entidades de crédito a abril de 2013 asciende a 1.691,13 millones, de las que la mayor parte (1.468,41 millones corresponde a pasivo a corto plazo, y el resto (22,71 millones) es a largo plazo.

El informe revela que el "intenso" proceso inversor en el que se embarcó la sociedad, las necesidades operativas de financiación del mismo, así como la asunción de pérdidas operativas en parte de su negocio tradicional, provocaron unas "fuertes" necesidades de financiación, que incrementadas adicionalmente por los propios costes financieros de la deuda ya acumulada desembocaron finalmente en los más de 3.600 millones que forman el total pasivo del concurso.

"Este nivel deuda y la incapacidad de seguir incrementándola ha llevado a una situación de insolvencia en la que la compañía era incapaz de atender a sus obligaciones exigibles de circulante y pago de la deuda", señala el informe.

NECESARIA VENTA Y REORGANIZACIÓN DE ACTIVIDADES

Deloitte estima que la solución para este concurso pasa por la aprobación de un convenio con sus acreedores y de lograr implementar una reestructuración conjunta de la situación del grupo que probablemente incluirá la venta y/o reorganización de ciertas actividades productivas no esenciales para el negocio de futuro del grupo.

Con estos datos encima de la mesa, la firma está pendiente además de la presentación de un plan de viabilidad que la consultora PwC deberá tener listo en octubre y que podría contemplar la venta de activos o la capitalización de la deuda, tras la correspondiente quita por parte de la banca.

UNA JUNTA CLAVE PARA EL FUTURO DE LA EMPRESA

La junta general extraordinaria de accionistas de Pescanova aprobará el próximo 12 de septiembre el cese de todos los miembros del actual consejo de administración para la recomposición del mismo, al tiempo que designará un nuevo presidente, tras la dimisión de Manuel Fernández de Sousa.

En concreto, los accionistas nombrarán un nuevo consejo y fijarán el número de miembros, actualmente once, al tiempo que analizarán la información sobre el estado de la situación de la compañía.

TRES PROPUESTAS EN PUGNA

Hasta el momento, existen tres propuestas para hacerse con el control de la compañía: la de la cervecera Damm, apoyada por Luxempart e Iberfomento; la de su ex presidente, Manuel Fernández de Sousa, y la promovida por la Asociación Española de Accionistas Minoritarios (Aemec), respaldada por el fondo Cartesian, con un 5% del capital.

En concreto, Damm ha propuesto reducir a siete el número de consejeros de Pescanova, cuatro menos que en la actualidad, con la intención de desvincular el máximo órgano de dirección de la gestión anterior.

La cervecera, que ostenta el 6,183% de Pescanova, plantea la continuidad de Luxempart, con el 5,83% del capital, e Iberfomento (3,39%), además de José Carceller, en calidad de dominicales, a los que se sumarían cuatro independientes, tres nuevos y Yago Méndez, integrante del anterior consejo de administración.

Con esta propuesta, Carceller mantiene en el consejo de administración a los 'críticos' con la gestión del ex presidente de la firma gallega, ya que Luxempart seguirá estando representado por Francois Tesch e Iberfomento por José Antonio Pérez Nievas, a los que se suma el independiente Yago Méndez.

Los otros tres independientes propuestos por Damm son: Juan Manuel Urgoiti, actualmente consejero independiente de Inditex y consejero delegado de BBV en 1988; Luis Angel Sánchez presidente de SES Astra Ibérica y consejero independiente de la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb), y Angel Legara, consejero y director general de CAF desde 1993 y presidente del comité de auditoría de Viscofan desde 2012.

Es previsible que sea Urgoiti el que tenga más posibilidades de tomar el timón de la compañía, si finalmente sale adelante esta propuesta, ya que no está previsto que José Carceller se postule como presidente de la firma.

Por su parte, el expresidente de Pescanova Manuel Fernández de Sousa ha propuesto, a través de la Sociedad de Desarrollo y Control (Sodesco), de la que es administrador y principal accionista, que el nuevo consejo de administración de la compañía gallega cuente con representación de los fondos de inversión significativos y no fija un número de miembros predeterminado.

Así, en el documento, que ha sido remitido al Foro de Accionistas de Pescanova, se establece que el número de consejeros será el que permita una "adecuada representación" de los accionistas que pretendan llevar a cabo la continuidad de Pescanova y de sus filiales.

Además, los candidatos que se proponen al consejo de administración cuentan, según su propuesta, "con conocimientos y una dilatada experiencia" en el sector pesquero, dado que estas condiciones de alta cualificación son "absolutamente imprescindibles" para garantizar la continuidad y viabilidad de Pescanova y evitar de esta manera poner en riesgo de liquidación a la compañía y la pérdida de valor para los inversores.

Por último, Aemec y el fondo Cartesian, bajo la denominación Pescanem, también presentará una propuesta de consejo de administración alternativo, que se caracteriza por su total independencia", ya que "no contará con ninguno de los miembros del anterior consejo de administración".

El portavoz de Aemec, María Fernández, ha señalado que en los próximos días se dirigirán a los grandes accionistas de Pescanova para informarles de su alternativa y buscar su apoyo.

Para leer más