Actualizado 14/08/2009 20:42 CET

El Ayuntamiento de Palma salda su deuda de 42 millones de euros correspondiente a facturas anteriores a 2009

El PP avisa que la herencia económica de Calvo "dejará sin margen de maniobra" al futuro Gobierno municipal y supondrá aumentar los impuestos

PALMA DE MALLORCA, 14 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Palma aprobó hoy un gasto superior a los 20 millones de euros, que se suma a los 22 millones autorizados el pasado mes de julio, de forma que esta institución se ha visto obligada a emitir una deuda de 42 millones de euros hasta el 2015, con el fin de pagar las facturas pendientes anteriores a 2009.

Concretamente, según informó a Europa Press el regidor de Hacienda, Andreu Alcover, 21,5 millones de euros corresponden a pagos sin abonar durante la pasada legislatura, a los que hay que añadir un total de 2,5 millones de euros para financiar el déficit generado durante el 2008 y 3 millones para pagar facturas pendientes del pasado año.

Entre las facturas pendientes de pago por parte del Consistorio, Alcover destacó la correspondiente a la réplica del Castell de Bellver en la zona infantil del parque de Sa Riera, que asciende a 1,3 millones de euros, y cuya construcción fue ordenada por el ex-regidor de Urbanismo, Javier Rodrigo de Santos, quien está imputado por la Fiscalía al encontrar irregularidades en la compra de esta infraestructura.

Otro de los pagos que se han hecho efectivos mediante la emisión de deuda de 42 millones de euros para los próximos seis años, son los 8 millones de euros de facturas pendientes en TIRME; 6,8 millones de la urbanización de la Fachada Marítima; 5,8 millones de expropiaciones; 3,2 millones de deuda en la EMT; 2,9 millones de la desviación del párking de Antoni Maura; 1 millón del Instituto Anatómico Forense y 400.000 euros en publicidad.

Por tanto, Alcover recalcó que "todas las deudas exigibles al Ayuntamiento anteriores a 2009 están liquidadas", por lo que, actualmente, sólo estarían pendientes de pago las facturas correspondientes a este año, en las que el Consistorio "no va muy atrasado", teniendo en cuenta que "nos hemos puesto al día con TIRME y Gesa y que las facturas se pagan antes del plazo máximo de vencimiento fijado en 120 días".

Además, recordó que el Consistorio ha firmado convenios con varias entidades financieras para la puesta en marcha de líneas confirming, mediante las cuales las empresas que trabajan para el Ayuntamiento pueden cobrar las facturas un día después de haberse emitido, previo pago de una pequeña comisión al banco garantizándose así que la institución municipal paga sus deudas pendientes.

"AUMENTO DE IMPUESTOS"

Por su parte, el PP criticó que la herencia económica de la alcaldesa, Aina Calvo, "dejará sin margen de maniobra al futuro Gobierno municipal y supondrá un aumento seguro de impuestos en un futuro", ya que, en su opinión, será "insostenible" mantener el fuerte endeudamiento propuesto por el Gobierno "anti-pp" de Cort, que asciende a 42 millones, lo que significa "un "incremento de un 34 por ciento con respecto a la deuda municipal en un año".

En un comunicadao, los 'populares' sostienen que esta deuda se deriva principalmente del "déficit creado por los actuales gestores en el Ayuntamiento en 2008, que supera los 20 millones de euros, de los cuales 2 millones son de propaganda".

"Es falso que sean de deudas derivadas de la anterior legislatura, ya que las obras se acabaron en el 2008, como el Instituto Anatómico Forense por 1,1 millones de euros o las obras finales del aparcamiento de Antonio Maura por 2,8 millones de euros, mientras que también hay trabajos que se acabarán en el 2009, como la reurbanización de la fachada marítima por 6,8 millones de euros", subrayó.

Por tanto, el PP remarcó que todas estas iniciativas "se tenían que financiar con el presupuesto del 2008 y 2009 y no con anteriores" y, por otro lado, destacó que dejó "ingresos suficientes" para hacer frente, tanto al juego infantil en el Parc de la Riera, como para las expropiaciones que "Calvo valora en 38 millones de euros".

En este sentido, apuntó que estos recursos son el "superávit presupuestario de 15 millones de euros del 2007, así como los ingresos extra-presupuestarios por monetarización de derechos urbanísticos por 7,5 millones de euros y los 30 millones de la ley de capitalidad".

Sin embargo, los 'populares' criticaron que de estos 52,5 millones de euros, sólo 16 millones de la capitalidad del 2007 se han destinado a las expropiaciones, mientras que el resto "han sido desviados a otros gastos superfluos por el equipo de Gobierno municipal y no para financiar los gastos que ahora son la excusa para aumentar la deuda de forma escandalosa", censuraron.

"A este incremento de deuda, hay que sumar los derivados del crédito confirming de más de 40 millones de euros ya firmados por diferentes entidades bancarias para cubrir el déficit de ingresos derivados del bajón en la actividad inmobiliaria", concluyó el PP.

Palma ja és una ciutat 30