Baleares tiene la tasa más baja de enfermedad de Creutzfeldt-Jacob esporádica en España

Actualizado 02/09/2007 17:37:33 CET

PALMA DE MALLORCA/SANTANDER, 2 Sep. (EUROPA PRESS) -

Baleares es la comunidad autónoma española, junto con Castilla-La Mancha, con una menor tasa de enfermedad de Creutzfeldt-Jacob (ECJ) esporádica en el periodo 1993-2007, al registrar ambas una media de 0,72 casos por cada millón de habitantes, frente a una media nacional de 1,18 casos por millón, según datos del Ministerio de Sanidad y Consumo actualizados hasta mediados de este año, recogidos por Europa Press.

La ECJ se presenta en diversas modalidades. La más frecuente es la esporádica, que no se asocia a factores genéticos y que tampoco tiene que ver con su transmisión desde animales a seres humanos. De hecho, en toda España sólo se ha constatado un caso de la variante humana de la Encefalopatía Espongiforme Bovina, la conocida como enfermedad de las vacas locas.

Es en este ámbito de las enfermedad esporádica en el que la región presenta la tasa más baja del país. En el otro extremo se sitúan Cantabria (1,75) y País Vasco (1,91). En Cantabria, en los últimos 15 años se han realizado 17 notificaciones al Registro Nacional de Encefalopatías Espongiformes Transmisibles Humanas, la mayor parte de las cuales se consideraron como casos de enfermedad de Creutzfeldt-Jacob (ECJ) esporádica, bien confirmada (11) o probable (cuatro).

La incidencia en Cantabria se acentúa si sólo se analiza el periodo 1998-2007, y alcanza 2,18 casos por millón, frente a una media nacional de 1,43. En este caso, a la cabeza se sitúa País Vasco, con una tasa de 2,32 casos, y los últimos lugares los ocupan Baleares (0,53) y Castilla La Mancha (0,78).

De las 17 notificaciones realizadas desde Cantabria al Registro Nacional de Encefalopatías Espongiformes Transmisibles Humanas, el mayor número se concentró entre los años 1998 y 2000, con cuatro casos el primero de dichos años, tres en 1999 y otros tantos en 2000. También hubo notificaciones en 1993 (un caso), 1994 (dos), 1997 (dos) y 2002 (dos más). En los últimos cinco años no se ha registrado ninguna.

En uno de los casos, se confirmó la existencia de Insomnio Familiar Letal, otra enfermedad del grupo de las Encefalopatías Espongiformes Transmisibles Humanas (EETH).

Las EETH son enfermedades provocadas por priones, una forma alterada de una proteína que se encuentra dentro de las neuronas que pierde su función normal y causa lesiones en el cerebro. Dentro de ellas se incluye la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob (ECJ), la enfermedad de Gerstmann-Sträussler-Scheinker (GSS), el kuru, y el insomnio familiar fatal (IFF).

Dentro de la ECJ, a su vez, se encuentra la enfermedad esporádica (la más frecuente), la adquirida (derivada de algunos trasplantes u operaciones de neurocirugía), la de carácter familiar (genética) y la variante humana del mal de las vacas locas.