Binissafúller, Cala Deià, la Colonia de Sant Pere y Cala Millor se suman a la red 'Playas sin Humo' de Baleares

Publicado 15/08/2019 12:03:44CET
El conseller de Medio Ambiente, Miquel Mir (2d), y la consellera de Salud y Consumo, Patricia Gómez (3i), entre otros, durante el acto de señalización de la 'Playa sin humo' en Cala Estància. Recurso.
El conseller de Medio Ambiente, Miquel Mir (2d), y la consellera de Salud y Consumo, Patricia Gómez (3i), entre otros, durante el acto de señalización de la 'Playa sin humo' en Cala Estància. Recurso. - CAIB

   La incorporación de estos cuatro nuevos espacios a la red eleva a siete el número de playas de Baleares libres de humo

   PALMA DE MALLORCA, 15 Ago. (EUROPA PRESS) -

   Las playas de Binissafúller (Sant Lluís), Cala Deià, la Colonia de Sant Pere (Artà) y Cala Millor (Sant Llorenç) se han adherido a la red de 'Playas sin Humo' de Baleares, impulsada desde las carteras de Salud y Consumo y de Medio Ambiente y Territorio del Govern para promover hábitos saludables y sensibilizar sobre la necesidad de no dejar residuos en espacios naturales.

   Así ha informado la conselleria de Salud y Consumo en una nota en la que han detallado que, con la incorporación a la red de estos cuatro nuevos espacios, en total serán siete las playas del archipiélago que estarán libres de humo, ya que anteriormente se sumaron a la iniciativa las playas de Cala Estància (Palma), Cala Anguila (Manacor) y Sant Joan (Alcúdia).

   El objetivo de la red es ampliar los espacios libres de humo de Baleares, concienciar sobre la importancia de adoptar un estilo de vida saludable, y evitar el peligro que suponen las colillas en la playa.

   Según han explicado, la iniciativa es voluntaria y son los Ayuntamientos los que deciden qué tramos del litoral se adhieren a la red, espacios en los que se velará para mantener las zonas libres de humo.

UNA COLILLA CONTAMINA 8 LITROS DE AGUA

   Desde Medio Ambiente y Territorio han destacado la repercusión "positiva" de la red 'Playas sin Humo' en el entorno natural, al ser las colillas el residuo más abundante de la basura marina.

   En este sentido, la Conselleria alerta de que una sola colilla contamina ocho litros de agua y que, además, las sustancias que componen los cigarrillos (alquitrán, plomo, mercurio, nicotina, arsénico o amoníaco) quedan atrapadas en el filtro, elemento no biodegradable y que puede tardar hasta 10 años en descomponerse.

   Cabe recordar que la Ley de Residuos y Suelos Contaminados dispone, entre otras cuestiones, que las administraciones de Baleares incorporarán a las ordenanzas municipales instrumentos de "prevención y minimización del abandono de residuos en la costa", como colillas, envases u objetos oxidados en las playas.

   Los ayuntamientos pueden adherirse a la red' Playas sin Humo' de Baleares a través de una solicitud a la Dirección General de Salud Pública.