Publicado 04/02/2021 16:45CET

El Consell de Mallorca instala señales en Deià para reducir la velocidad en la carretera principal

Nueva señalización en la carretera principal de Deià.
Nueva señalización en la carretera principal de Deià. - CONSELL DE MALLORCA

PALMA, 4 Feb. (EUROPA PRESS) -

El conseller de Movilidad e Infraestructuras, Iván Sevillano, acompañado por el alcalde de Deià, Lluís Apesteguía, ha visitado las obras para mejorar la seguridad vial que el departamento insular ha llevado a cabo en el tramo de la carretera de la Seerra de Tramuntana (Ma-10 ) que atraviesa el municipio.

Durante la visita han estado acompañados por la directora insular de Infraestructuras, Olga Martínez, y parte de su equipo técnico y del Ayuntamiento, según han detallado en una nota de prensa.

Las actuaciones, que empezaron en diciembre y se prolongó durante tres semanas, han permitido crear un entorno más amigable para los peatones disminuyendo la afluencia de vehículos en los tramos comprendidos entre el km 63,3 y 62,3 y entre el km 61, 7 y el 62.

Esto se ha conseguido mediante la instalación de reductores de velocidad, bandas transversales de alerta, señalización vertical, marcas viales y radares pedagógicos, entre otros.

Sevillano ha explicado que "se ha conseguido calmar y pacificar el tráfico dando prioridad a los peatones y en su entorno". "Se ha hecho reduciendo la velocidad a 30 kilómetros por hora y ejecutando un paso para peatones a nivel que reduce la peligrosidad, ya que les permite atravesar de manera segura la carretera, al darles prioridad, para poder llegar a las dos paradas de bus que hay en la zona", ha dicho.

Con un presupuesto de 27.698 euros, ésta es sólo una de las obras que el departamento insular ha ejecutado en diferentes puntos de la isla para pacificar los entornos urbanos de diferentes municipios como Caimari. El municipio sufría una situación muy similar a Deià, en cuanto a seguridad para los peatones, en el tramo de la carretera que une Inca con el Monasterio de Lluc (Ma- 2130).

Las obras efectuadas también han supuesto la creación de una zona 30 a la entrada del pueblo, señalizada con elementos acústicos y visuales. Además, se han complementado con tareas de repintando, elevación de los pasos para peatones y la instalación de bandas transversales de alerta.

Sevillano ha explicado que, como en el caso de Deià, se han acompañado "las mejoras en los pasos de peatones con iluminación, con la intención de dotarlos de mayor seguridad durante la noche". "Una actuación que repetiremos a otras actuaciones de las mismas características", ha dicho.

La obra efectuada entre el kilómetro 6,4 y 7,1 de la travesía de Caimari también está ya terminada. Comenzó a principios de diciembre, se prolongó durante tres semanas y ha supuesto un coste de 23.306,09 euros.

Asimismo, el departamento ha efectuado otras actuaciones de mejora entre el kilómetro 2 y el 10 de la carretera de las urbanizaciones de Llucmajor (Ma-6014), una vía muy desgastada por el uso constante que se hace durante todo el año.

Tras la visita de los técnicos se concretaron los puntos más perjudicados, que se encontraban en las zonas de Son Verí y Las Palmeras-Bahía Grande. Con un saneado de la zona y nuevo pavimento, ha sido suficiente para volver a garantizar el uso y la seguridad de los vehículos y ocupantes que circulan.

Con un coste de 69.500 euros las actuaciones de asfaltado y repintado de marcas viales, que ya están terminadas, se prolongó durante una semana. En total, el departamento de Movilidad e Infraestructuras ha invertido más de 120.504 euros en los tres proyectos.

Para leer más