Un diputado del PP que impulsó la prohibición en Canarias cree que en 100 años estará erradicada

Actualizado 28/07/2010 18:56:15 CET

Afirma que llamada 'fiesta nacional' es más propia de la España del siglo XIV

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 28 Jul. (EUROPA PRESS) -

El impulsor de la prohibición de las corridas de toros en Canarias y actual diputado regional del PP, Miguel Cabrera Pérez-Camacho, ha afirmado este miércoles que la jornada de hoy "es un buen día para los animales" después de que el Parlamento catalán haya prohibido las corridas en Catalunya, al tiempo que ha vaticinado que aunque no será sencillo, en unos cien años "esta salvajada estará prohibida en toda España".

Cabrera Pérez-Camacho ha recordado en declaraciones a Europa Press que la prohibición en las islas arrancó con una proposición de ley impulsada por él mismo en 1989 que no fue aprobada en el Parlamento de Canarias. Así al año siguiente se volvió a intentar, pero esta vez a través de una iniciativa legislativa popular respaldada por 25.000 firmas.

Según el parlamentario --entonces formaba parte de la Agrupación Tinerfeña de Independientes (ATI)--, con esta cifra de respaldos el Gobierno de Canarias asumió el texto y lo tramitó como un proyecto de ley que era prácticamente una copia a la que en 1989 había presentado en solitario, pero que no logró incluir la prohibición de las peleas de gallos en el archipiélago. Finalmente, el archipiélago logró contar con la Ley 8/1991, de 30 de abril, de protección de los animales.

A pesar de ello, Cabrera Pérez-Camacho ha destacado que gracias al proyecto se prohibió no sólo las corridas de toros, sino también el tiro al pichón y las peleas de perros. Sobre las riñas de gallos ha detallado que no quedaron prohibidas pero sí se restringió la concesión de subvenciones, que se celebren en suelo público y la asistencia de menores de edad.

El diputado se ha felicitado por el hecho de que Catalunya haya seguido la senda abierta en Canarias en 1991 y ha recordado que en el archipiélago no se celebraban corridas desde 1983. De igual forma, ha lamentado que esta práctica se denomine "fiesta nacional". Espera que en tres o cuatro generaciones esté totalmente prohibida en España.

Ha planteado que no será sencillo ya que está muy asentada en algunos territorios, pero ha apostado por que la fiesta nacional sean prácticas como el fútbol. Así, ha rechazado que se denomine de este modo a los toros, de los que ha dicho que son "un horror más propio del siglo XIV que del XXI".

Por último, ha aprovechado para exponer que se alegra por la aprobación de la modificación de la normativa en Catalunya al respecto, pero no de la instrumentalización política que se ha realizado. Ha subrayado que ésta es su opinión personal, pero que la utilización política "no le es ajena" y por ello prefiere "no entrar en ella".

19 AÑOS SIN TOROS

La Ley 8/1991, de 30 de abril tiene por objeto establecer normas para la protección de los animales domésticos y, en particular, la regulación específica de los animales de compañía en el ámbito territorial de la Comunidad Autónoma de Canarias.

De igual forma, se prohíbe la utilización de animales en peleas, fiestas, espectáculos y otras actividades que conlleven maltrato, crueldad o sufrimiento. A pesar de esto el texto admite que se podrán realizarse peleas de gallos en aquellas localidades en las que tradicionalmente se hayan venido celebrando, siempre que cumplan con la prohibición de la entrada a menores de 16 años; que las casas de gallos e instalaciones donde se celebren peleas tengan, por lo menos, un año de antigüedad, en el momento de la entrada en vigor de la presente Ley, salvo las que se construyan en sustitución de aquellas; y que las instalaciones o lugares donde se celebren las peleas sean recintos cerrados.