Publicado 22/06/2020 12:46:37 +02:00CET

Las entidades impulsoras de 'La vida al centre' piden al Parlament reducir el número de turistas en Baleares

Viajeros procedentes de Alemania llegan a su hotel dentro del plan piloto de turismo de Baleares.
Viajeros procedentes de Alemania llegan a su hotel dentro del plan piloto de turismo de Baleares. - Isaac Buj - Europa Press

PALMA DE MALLORCA, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

Las entidades impulsoras del manifiesto 'La vida al centre' han entregado este lunes al Parlament un documento con más de 80 propuestas, solicitando que sean incorporadas al proyecto de ley del decreto de reactivación económica. Entre ellas, plantean una reducción del número de turistas, detener todo el gasto en promoción turística y que las residencias de mayores "vuelvan al sector público".

Los promotores del manifiesto consideran que el texto -un decreto del Govern ya validado, pero que ahora se tramita como proyecto de ley tras solicitarlo la oposición- "debería ir en otra dirección", según ha explicado una portavoz, Margalida Ramis, en declaraciones a Europa Press.

En particular, piden que la reactivación económica tras la crisis del COVID-19 se enfoque "a la recuperación de las personas" y se oriente "hacia la transición social y ecológica". Así, han explicado que sus propuestas "se plantean con el ánimo de ser una enmienda a la totalidad" al decreto-ley, puesto que entienden que cae "en el binomio turismo-construcción, sin ningún condicionante ni social ni ambiental para replantear el futuro".

"Una sociedad abocada al turismo ha demostrado su vulnerabilidad para afrontar una crisis sistémica y multidimensional que la COVID19 ha evidenciado y ha acelerado", han advertido.

Las entidades han dividido las propuestas en ocho ejes; en el ámbito turístico, además de la reducción de visitantes y del gasto en promoción, reclaman una "'desturistización' progresiva de la economía", "no rescatar al sector turístico", y disminuir el transporte individual turístico ('rent a car').

Además, solicitan decrecer en plazas turísticas -piden una actuación "contundente" contra los alojamientos ilegales- y "proteger a la población de la especulación inmobiliaria" ligada a pisos turísticos. Igualmente, piden paralizar los proyectos de desestacionalización para que se enfoquen a diversificación.

En el eje económico, plantean "reenfocar la política económica hacia sectores productivos dirigidos a garantizar la reproducción de la vida, la economía de los cuidados, la recuperación de soberanías", ayudas al movimiento cooperativo, generalizar la compra pública responsable y combatir la evasión fiscal y la especulación inmobiliaria, entre otras propuestas.

En el ámbito laboral, defienden luchar contra los "contratos basura", reivindican planes de formación, facilitar la conciliación y el reparto del trabajo y evitar la feminización de ninguna profesión.

En el aspecto social, solicitan un plan de rescate social y de reorientación laboral para trabajadores afectados por la crisis, y una renta básica que sea "incondicional, universal y suficiente"; también piden la regularización de "todas las personas que residen en España", garantizar "pensiones dignas" y "repensar el lugar" de los mayores en la sociedad, entre otras peticiones.

El documento también incluye propuestas en el ámbito agroecológico, educativo, territorial y ambiental -donde reclaman que no se reduzcan las exigencias de protección ambiental "con la excusa de relanzar la economía"- , así como un apartado de propuestas para mejorar la participación y la democracia.

Impulsan este manifiesto Reas, Mercat Social, GOB, Apaema, Terraferida, Amics de la Terra, Lobby de Dones, Fridays for Future, Rezero, Moviment Feminista de Mallorca, Docents pel Futur, Attac Mallorca, Extinction Rebellion y Fundació Deixalles, entre otras.

Contador