Actualizado 12/03/2020 10:30 CET

'Halophila stipulacea'', la invasora tropical que crece en el Mediterráneo

Esta planta exótica podría expandirse por el oeste del Mediterráneo a finales del siglo si la temperatura del mar aumenta

PALMA DE MALLORCA, 12 Mar. (EUROPA PRESS) -

Un estudio con participación de la Universitat de les Illes Balears (UIB) ha descubierto que una planta marina tropical, la 'Halophila stipulacea', ha modificado su tolerancia térmica para poder crecer y producir oxígeno en el Mediterráneo.

En el estudio han participado un equipo del Imedea (UIB-CSIC), en colaboración con investigadores de Arabia Saudí, Grecia y Chipre. Los resultados apuntan a que esta planta exótica podría expandirse por el oeste del Mediterráneo a finales del siglo XXI si la temperatura del mar aumenta.

Esta planta llegó al Mediterráneo hace más de un siglo tras la apertura del canal de Suez. Para poder crecer y producir oxígeno en el Mediterráneo, donde la temperatura es mucho más baja que en el Mar Rojo, esta planta ha cambiado su tolerancia térmica mínima y su temperatura óptima, según los resultados del estudio que acaba de publicarse en 'Proceedings of the Royal Society B'.

Como ha explicado la investigadora predoctoral del Imedea Marlene Wesselman, se realizaron experimentos de temperatura con plantas del Mar Rojo (Arabia Saudí) y del este del Mediterráneo (Grecia y Chipre). "Hemos observado que esta planta puede sobrevivir a temperaturas de hasta ocho grados, pero necesita una temperatura mínima de entre 14 y 17 grados para crecer", ha señalado la autora principal del trabajo.

Actualmente, las temperaturas del agua marina del oeste del Mediterráneo en invierno van de 10 a 14 grados, "y por eso esta planta de momento solo se encuentra distribuida por el este y centro del Mediterráneo", ha apuntado. La planta llega hasta Sicilia.

Los investigadores expusieron las plantas provenientes del Mar Rojo (nativas) y del Mediterráneo (exóticas) a 12 tratamientos de temperatura entre 8 y 40 ºC y midieron tasas de supervivencia, crecimiento y de producción y consumo de oxígeno.

Cabe señalar que los modelos climáticos existentes indican que a finales del siglo XXI la temperatura del mar Mediterráneo podría aumentar 4 ºC. De este modo, si la temperatura del Mediterráneo sube como se ah pronosticado, "las aguas de la cuenca oeste excederán la temperatura mínima necesaria para que 'H. stipulacea' pueda crecer y expandirse en esta cuenca", ha indicado la coautora del estudio Núria Marba.

El trabajo ha sido financiado por el Ministerio de Economía y Competitividad, el Ministerio de Ciencia y la 'King Abdullah University for Science and Technology'. Además del Imedea han particiapado el 'Red Sea Research Centre' (Arabia Saudí), 'Hellenic Centre for Marine Research' (Grecia) y 'Marine and Environmental Research' (Chipre).

Para leer más

L'ESPERIT NADALENC ESTÀ AL PETIT COMERÇ