Actualizado 28/03/2015 13:02 CET

La Fiscalía pide seis años de cárcel para un acusado de colocar un artefacto explosivo en los baños de Son Espases

PALMA DE MALLORCA, 27 Mar. (EUROPA PRESS) -

   La Fiscalía reclama seis años de cárcel para un hombre acusado de fabricar un artefacto explosivo casero que colocó en los baños de la sala de urgencias del hospital de Son Espases, y cuya deflagración no llegó a causar daños personales.

   En concreto, sobre Marcos S.P. pesa un delito de fabricación de aparatos explosivos, por cuya presunta comisión será juzgado el martes de la próxima semana, a partir de las 10.00 horas, por la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Palma.

   Los hechos tuvieron lugar sobre las 20.20 horas del 2 de febrero de 2013, cuando el acusado, que trabajaba como vigilante de seguridad en el centro hospitalario, colocó en el baño el artefacto que él mismo había preparado con una botella de plástico de dos litros y diversos productos domésticos.

   No obstante, la explosión resultó de baja intensidad, mediante la expulsión de gases y ácidos que corrosionaron una baldosa y provocaron la causticación leve de sus ojos.