Actualizado 14/02/2011 18:56:40 +00:00 CET

El Gobierno revela que Baleares destina 77 hectáreas de superficie a la plantación de semillas transgénicas

transgénicos
WIKIMEDIA COMMONS

PALMA DE MALLORCA, 14 Feb. (EUROPA PRESS) -

Un informe elaborado por 'Mallorca libre de transgénicos' señala que el Ministerio de Medio Ambiente, Rural y Marino revela que la superficie estimada que se destinó en 2010 a la plantación de semillas transgénicas en Baleares es de 77 hectáreas, si bien el registro autonómico de cultivos trangénicos "declara que son 62 las hectáreas destinadas al cultivo de trigo de las Indias transgénico.

De este modo, el citado informe desvela que, en total, en las islas se han vendido 7,2 millones de semillas transgénicas del event Mon-810 de trigo de las Indias, teniendo en cuenta que en cada una de las 77 hectáreas de cultivo caben 94.021 semillas.

Sin embargo, las entidades integradas en la citada asociación precisan en su informe que toda esta información "tan sólo es una aproximación a la realidad", teniendo en cuenta que, según los datos aportados por el responsable del Registro de Organismos Modificados Genéticamente de Baleares, en 2010 las explotaciones agrícolas del archipiélago declararon a la PAC 62,52 hectáreas de trigo de las Indias modificado genéticamente.

Por lo tanto, señalan que "ya de entrada no vuelven a cuadrar las cifras presentadas por la administración estatal y autonómica" en un año en el que, según recuerdan, es "obligatorio hacer la declaración de este tipo de cultivo a las ayudas de pago único de la Política Agraria Común".

En total, 'Mallorca libre de transgénicos' analizó el pasado año un total de 16 muestras, de las cuales siete correspondieron al Pla de Sant Jordi; cinco a sa Pobla; tres a Manacor y una a Montuïri. De éstas, detalla que las del Pla de Sant Jordi, las de Manacor y la de Montuïri han dado negativo, mientras que de las cinco muestras recogidas en Sa Pobla, tres han dado positivo, lo que significa que las semillas contienen la proteína de la semilla transgénica comercial MON810, que pertenece a la multinacional Monsanto.

Concretamente, el informe revela que las parcelas que han dado positivo son la 42 y 65 del polígono 08 de sa Pobla y una parcela ubicada entre las fincas de son Puig y son Farratgera dentro del polígono 14 del mismo municipio mallorquín.

No obstante, como noticia positiva recalca que, por primera vez en 12 años, el payés que sembraba trigo de las Indias transgénico en el Pla de Sant Jordi no lo ha hecho, debido "seguramente" a la subvención del 50 por ciento en la compra de trigo de las Indias no transgénico ofrecida por la empresa pública Mejora Agraria S.A..

"Esta empresa que depende de la Conselleria de Presidencia del Govern en 2010 subvencionó por primera vez la compra de semillas de trigo de las Indias no transgénicas, a la que sospechamos que el payés se acogió", apunta.

Además, 'Mallorca libre de transgénicos' apunta que sabe que las empresas vendedoras de semillas transgénicas "o bien se pasearon meses antes por los almacenes ofreciendo un buen precio, o bien que en pleno periodo de solicitud de subvención éstas hicieron una oferta mejor que la de la Conselleria".

Respecto a Sa Pobla, subraya que el 2010 fue el primer año que se recogieron muestras en este municipio, que revelaron que tres de las cinco muestras dieron positivo al análisis de la proteína de la semilla comercial MON810, por lo que la entidad sospecha que "años atrás ya debía de haber.

INICIATIVA DEL PARLAMENT

En esta línea, en el citado informe se recuerda que en 2007, se aprobó en el Parlament la Proposición No de Ley de declarar las Islas Baleares Zona Libre de Cultivos Transgénicos, y se decretó la creación del registro de estos cultivos y la creación de la comisión de bioseguridad de las Islas Baleares, que "en el último año no ha cumplido su función y los cultivos transgénicos son cada vez más presentes en las islas".

Así, indica que se ha pasado de las dos hectáreas destinadas en 1999 al cultivo de semillas transgénicas, a las 77 de 2010, si bien el pasado año se cultivaron un 16,3 por ciento menos que el ejercicio anterior (92).

Por otra parte, la citada entidad resalta que, hasta ahora, "no se ha conocido ninguna contaminación en los campos vecinos", si bien precisa que "este tipo de analíticas no las lleva a cabo nadie". Ante tal circunstancia, exige a la administración que aporte información pública sobre la localización exacta de los cultivos transgénicos sembrados en Baleares.

Asimismo, denuncia a los responsables políticos del Área de Agricultura y Pesca por su "absoluta pasividad" en el tema y, en este sentido, apunta que hace más de medio año que se debería de haber reunido la Comisión de Bioseguridad y, a día de hoy, "todavía no lo ha hecho". Por otro lado, ha censurado el hecho de que la carne es vendida en las carnicerías "sin informar a los consumidores que procede de piensos transgénicos".